2018-05-06 10:05 Real Madrid Por: Redacción MB

Puyol gana (por KO) a Ramos en la batalla valors vs señorío

En 2008, Carles Puyol aseguró que no le gustaba hacerle el pasillo al Real Madrid, pero debía reconocerlo como deportista. Todo lo contrario que Sergio Ramos.



En la RAE (Real Academia Española), si buscamos el concepto capitán sale definido como “cabeza de un equipo deportivo” pero todo sería más fácil si únicamente saliera el nombre de Carles Puyol. El exjugador del FC Barcelona es el ejemplo perfecto de cómo debe ser el capitán de un equipo, algo que, si echamos la vista al Real Madrid, no lo encontramos por ningún lado en Sergio Ramos.

La diferencia es clara, no hace falta dar muchos ejemplos, pero ciertamente hay uno que lo deja bien claro. Estos últimos días ha sido tendencia en el mundo futbolístico español preguntarse sobre si el Real Madrid le hará el pasillo al campeón de Liga, el FC Barcelona. La respuesta siempre ha sido la misma: “No”, dejando claro que el señorío del que tanto presumen no existe por ningún lado.



El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, explicó esta misma semana en rueda de prensa que no lo harán porque “lo que dice Zizou va a misa. No le demos tanto revuelo. Ellos ya tienen el título que querían y el pasillo les es indiferente para ellos y para nosotros. Que ellos disfruten de su título y nosotros a lo nuestro. No le deis más vueltas”. Unas declaraciones que distan muchísimo de las de Carles Puyol en 2008.

Puyol: “Como deportista hay que reconocer al campeón”

En 2008, cuando el Barcelona de Frank Rijkaard le hizo al pasillo al Real Madrid, Carles Puyol, que ya ejercía de capitán del equipo de sus amores, explicó que “como culé no me gusta hacerle el pasillo al Real Madrid”, pero, en una nueva dosis de valors, añadió: “Como deportista hay que reconocer al campeón”.

Unas declaraciones que dejan claro lo que debe ser un capitán. Unas declaraciones que dejan claro que el Barça sí tiene los valors de los que tanto presume, no como el Real Madrid, cuyo señorío es inexistente. Triunfo por KO.




Deja tu Comentario