2018-05-06 23:05 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Uno por uno del Real Madrid: Así jugaron el Clásico

El papel de los jugadores merengues en el 2-2 del Camp Nou.



Keylor Navas: Muralla. El portero costarricense no tuvo un día de trabajo excesivo, pero dejando de lado los dos disparos inapelables que valieron los dos tantos culés, sus apariciones fueron extraordinarias, sacando hasta tres balones claros a Leo Messi cuando su equipo más le necesitó.

Varane: Firme. El francés asumió el riesgo de recibir los contragolpes culés, pero logró contener el tipo y fue importante en varias ocasiones, dejando pocos espacios al rival.



Sergio Ramos: Arriesgado. Solvente en defensa, se ganó una amonestación por encararse con Luis Suárez y se jugó la segunda amarilla en varios lances de la segunda parte, aunque salió airoso.

Marcelo: Imprudente. Suyo fue el primer error que conllevó el 1-0. Demasiado volcado arriba, permitió que la banda derecha culé fuera su principal carril de peligro. Sin embargo, su aportación en ataque fue constante y destacable, incluyendo el penalti que sufrió de Jordi Alba y que el árbitro no concedió.

Nacho: Cumplidor. El canterano tenía la misión de contener el flanco derecho culé, donde esperaba Leo Messi, y estuvo acertado en el corte. Aunque tuvo parte de la culpa en el primer gol encajado, logró resarcirse con una buena actuación.



Casemiro: Comodín. Fue el aliado perfecto para la defensa a la hora de contener los ataques del Barça, en los que se mostró sólido. Además, cortó bien las contras rivales cuando el equipo buscaba la victoria.

Kroos: Metrónomo. Como viene siendo costumbre, fue la pieza clave del engranaje merengue, especialmente en la segunda parte. Imprescindible en la transición, cumplió otro partidazo en la medular.

Modric: Clarividente. La edad no pasa para el crack croata, que hizo de su visión de juego una de las armas más peligrosas del Real Madrid en el Camp Nou.

Bale: Creciente. Empezó errático, sin participar mucho en el juego, e incluso llegó a cometer faltas impropias de él. A pesar de todo, logró canalizar su energía y materializarla en el gol del empate definitivo, un zurdazo imparable que se coló en la portería de ter Stegen.

Cristiano Ronaldo: Sacrificado. La jugada del 1-1, obra suya, marcó la prematura retirada del campo del crack luso. Antes y después del susto de la torcedura de su tobillo fue uno de los más activos, pero Zidane prefirió no arriesgar con él y le sustituyó en el descanso.

Benzema: Trabajador. El francés venía siendo el héroe en la vuelta de 'semis' contra el Bayern y estuvo a la altura del Clásico. Su trabajo defensivo fue destacable, así como su presencia en multitud de jugadas merengues. Además, sirvió de cabeza para que Cristiano metiera el primer tanto merengue.

Marco Asensio: Fresco. Entró por Cristiano Ronaldo tras el descanso y a pesar de que no empezó del todo cómodo, suya fue la asistencia 'gourmet' con la que Bale empató el encuentro. 

Lucas Vázquez: Incisivo. A pesar de no contar con demasiados minutos, insistió en sus ataques con el flanco derecho y combinó con Marco Asensio en busca del tercer gol merengue en pleno asedio blanco. Fue un auténtico puñal por la banda.

Kovacic: Testimonial. El croata apenas pudo jugar el último tramo de partido, entrando por Toni Kroos. Se sumó al ataque para buscar el gol del triunfo, aunque este finalmente no llegó.
 


Deja tu Comentario