2018-05-07 16:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Dice Sergio Ramos que el que presionó al árbitro fue Messi...

Sergio Ramos, el futbolista más sucio y protestón del fútbol español y europeo, afirma que supuestamente Messi presionó al árbitro. ¿Y él qué hizo?



La credibilidad de Sergio Ramos, después de tantos años metido en esto del fútbol, es cero patatero. Ha lanzado durísimas acusaciones contra Leo Messi filtrando a su prensa palmera y amiga lo que supuestamente le dijo el astro aergentino del Barça al árbitro, que si "te has cagao", que si "basta ya de regalar cosas al Real Madrid", etc, etc.

Una cosa debe quedar clara del clásico. Se trata de ensuciar la imagen del Barça campeón de Liga con 15 puntos de ventaja repitiendo machaconamente que el árbitro le favoreció en el clásico (y ocultando, claro está, los errores que beneficiaron al Real Madrid) y ya de paso, si eso, acabar de machacar a Messi. Y ahí ha entrado Sergio Ramos, el futbolista más sucio de la historia del fútbol español, de la Liga, del clásico y de la Champions League. Hay que creerle cuando dice que Messi presionó al árbitro. La imagen que acompaña esta información fue captada durante el último clásico de anoche. ¿Qué hacía Sergio Ramos con el árbitro mientras Messi le presionaba? ¿Presionarle? Por supuesto que no, estaban quedando para tomar un café después del partido, claro.



El rostro muy duro de Sergio Ramos

La versión de Sergio Ramos, repetida y babeada por la docena de tontos útiles dispuestos a filtrar cualquier cosa que pueda hacer daño al Barça, no ha sido probada. No existe una sola imagen que lo confirme. Y el entorno de Messi ha invitado al que tenga una sola prueba de que lo que dice Ramos es cierto a que la saque. En cambio, la imagen de Sergio Ramos presionando al árbitro ahí está. Aunque, bien es cierto que eso no es noticia. Eso lo ha hecho Sergio Ramos siempre desde que debutó en Primera División. Por eso es el futbolista más expulsado de la historia, y no precisamente por ser una hermanita de la caridad.

¿Se puede ser más cínico? El árbitro no le enseñó tarjeta (habría tenido que expulsarle) por su insolencia y menosprecio y todavía se queja de que los demás presionan. ¡Hay que tener mucho rostro!


Deja tu Comentario