2018-05-07 11:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

El árbitro del clásico se "cagó" ante Messi

Aun amonestado, el jugador culé insultó al árbitro, que no se atrevió a expulsarlo merecidamente.



Leo Messi volvió a demostrar anoche qué clase de jugador es. El culé no sólo fue incapaz de marcar la diferencia en el resultado final pese a jugar a casa y contar con las ayudas arbitrales, sino que además pagó su frustración y la de todo el equipo al verse maniatado por el Real Madrid en el Camp Nou. La primera demostración de su verdadero carácter la tuvo con una entrada desproporcionada y sin nada en juego sobre Sergio Ramos, merecedora de roja directa. Hernández Hernández se mostró injustamente compasivo y sólo le amonestó. Pero lo peor estaba por llegar.

El '10' del Barça terminó de perder la cabeza al ver la expulsión de Sergi Roberto al filo del descanso. Tras mostrarle el árbitro la roja al jugador blaugrana, Messi se dirigió de malos modos hacia él, antes de espetarle: "Te cagas, te cagas y te cagas; ya esta bien de regalarles cosas". Unas durísimas palabras sin ninguna justificación y que, dejando de lado que el crack ya estaba amonestado, eran merecedoras de la roja directa sin ninguna duda.



Los insultos de Messi al árbitro que deberían haberle costado la expulsión.

Lo más sorprendente de todo es que al final el mismo Hernández Hernández dio con sus acciones la razón al culé, pero con el efecto contrario. El colegiado no se atrevió a mandar a la calle al jugador argentino, que no dudó en retarle e insultarle como ha hecho ya varias veces en otras ocasiones. Asimismo, Sergio Ramos aseguró tras el choque que los culés metieron "un poco de presión al árbitro en el descanso".

Unas quejas sin ningún fundamento que tuvieron su origen en los insultos e intimidaciones del culé, que para su vergüenza todavía pudo terminar el partido y marcar un gol que, por cierto, debería haber sido anulado por falta previa de Suárez.


Deja tu Comentario