2018-05-07 10:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

El indigno comportamiento del cuentista, teatrero y mentiroso Marcelo

Marcelo se quejó de un golpe de Sergi Roberto en la cara, pero las imágenes confirman que no le tocó la cara. Puro teatro.



Marcelo tiene un historial negro sobre sus espaldas que habla de él como de un consumado teatrero cuentista especializado en engañar a los árbitros para perjudicar a un compañero de profesión con sus malas artes. Su carrera está repleta de acciones antideportivas siempre buscando engañar al árbitro para forzar la expulsión de un rival. Ayer, en el clásico del Camp Nou, no se trataba de engañar al árbitro, ya que éste está muy predispuesto a pitar lo que fuera necesario para acabar con la racha de partidos invictos del Barça que tanta rabia produce en Madrid.

El Madrid necesitó jugar contra diez y con doce para no perder en el Camp Nou

Las imágenes de la enganchada de Marcelo con Sergi Roberto son claras. Marcelo provoca a Sergi Roberto agarrándole y éste se lo saca de encima con un manotazo que le llega al madridista a la altura del cuello-espalda. Marcelo, haciendo honor al peculiar sentido del señorio que caracteriza al Real Madrid de los últimos años, en línea con el pasillo que no quisieron hacer por la vergüenza de los 15 puntos que les embargaba, se dejó caer en el suelo, medio muerto, quejándose de un golpe en la cara que nunca se produjo. Pero así, quejándose de un golpe en la cara, la expulsión parecía más factible. Y Marcelo, el cuentista redomado, logró su objetivo de dejar al Barça en inferioridad numérica durante medio partido, aunque ni así fue capaz de derrotar el Real Madrid al Barça (el último once contra once acabó con victoria del Barça por 0-3 en el Bernabéu).



Las imágenes dejan retratado a Marcelo: cuentista y mentiroso

Las imágenes son claras y dejan retratado a Marcelo como un mal profesional, mal deportista y mal compañero. Virtudes todas estas que en el Real Madrid del "señorío" parecen muy bien vistas. 

“Me toca la cara”, declaró Marcelo Vieira al término del partido. Cuando vea el vídeo se le caerá la cara de vergüenza por su sucia mentira. En ningún momento Sergi Roberto le tocó la cara. Pero así urden las mentiras y patrañas en este Real Madrid que no sabe dar la mano en la derrota.  “En el minuto 44 el jugador (20) Roberto Carnicer, Sergi fue expulsado por el siguiente motivo: Golpear a un adversario con su brazo, con el uso de fuerza excesiva, no estando el balón a distancia de ser jugado”, redactó el árbitro en el acta. Lástima que no pusiera tanto esmero en apreciar las agresiones de Bale, que de haber sido expulsado no habría anotado el 2-2, ni la violencia empleada por Sergio Ramos en varias fases del partido. También Marcelo le tocó la cara a su paisano Paulinho. Pero en el Barça se juega a fútbol y no a la comedia y Paulinho no hizo el bobo revolviéndose por el suelo. Eso queda para Marcelo.

Y luego los flautistas y palmeros de Florentino Pérez hablan de villarato. Cuesta creer que el Barça le haya sacado 15 puntos de diferencia al Real Madrid por los árbitros. Pero eso es lo que toca decir a la prensa flautista (e "imparcial") del Real Madrid. 15 puntos hacen mucho daño. Y siete ligas de diez más. 



 


Deja tu Comentario