2018-05-07 08:05 FC Barcelona Por: Ricard Cardona

El palizón de la cantera del Barça al Real Madrid: 6-1

La Masia se comió a la Fábrica en las alineaciones de ambos equipos para el Clásico.



Los merengues siguen buscando excusas para evitar hablar de los favores arbitrales que se llevó anoche del Camp Nou, sin los cuales el resultado no hubiera sido de empate sino de victoria culé de forma incontestable. De hecho, hay varios aspectos del partido que los merengues intentan que no salgan a la luz, siendo la guerra de canteras una de las más evidentes en este sentido: la Masia culé se comió a la Fábrica, un hecho que se hizo evidente con los onces titulares que sacaron Zidane y Valverde.

Mientras que en la alineación de inicio diseñada por el Txingurri aparecían hasta seis canteranos culés -Piqué, Sergi Roberto, Jordi Alba, Busquets, Iniesta, Messi-, en el otro lado del campo sólo Nacho fue el representante del fútbol base merengue -Casemiro militó en el Castilla pero fue fichado desde su etapa en el filial para dar el paso al primer equipo-. En el banquillo esperaban Denis Suárez en el bando culé y Kiko Casilla y Lucas Vázquez para los merengues.



La Masia da una lección a la Fábrica en el Clásico.

Un total de 6-1 sumando los canteranos en cada once. Una realidad que duele mucho al madridismo y que hace especialmente daño tras las críticas que llovieron desde Madrid sobre el club culé, al que criticaron sin piedad por haber jugado su partido ante el Celta sin ningún canterano de inicio. Nada más lejos de la realidad, el Barça sigue siendo la referencia de la cantera.

Sin embargo, los merengues no pueden decir lo mismo, que todavía tienen el talonario como principal argumento para tener a los cracks en su equipo. Una nueva lección que deja a Florentino y compañía en evidencia.


Deja tu Comentario