2018-05-07 20:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

El penalti a Suárez del que la Caverna tiene prohibido hablar

La transmisión de TV se preocupó de no repetir la jugada en la que se apreció un penalti de libro de Keylor Navas a Luis Suárez.



Sucedió en el minuto 12 del Barça-Real Madrid de anoche.  En ese momento el Barça ya ganaba por 1-0 Suárez se internó en el área del Real Madrid y fue derribado por Keylor Navas de forma flagrante. Hernández Hernández, el mismo árbitro que no vio el año pasado en el Benito Villamarín dentro de la portería un balón de Luis Suárez que entró 57 centímetros, prefirió mirar hacia otro lado. Un 2-0 habría sido demasiado castigo en el minuto 12 para el Real Madrid. La pena para Hernández Hernández, el "mejor árbitro español", es que en Sevilla le pudo birlar la Liga al Barça para regalársela al Real Madrid la temporada pasada. Pero lo de anoche no sirvió de nada. Sólo para dejar retratado su madridismo.

Curiosamente, la realización del partido de Movistar+ no se detuvo en el lance y lo obvió de manera vergonzosa. Tan vergonzosa como el "¡penalti comno una casa!" que le salió del alma al locutor cuando vio a Marcelo en el suelo dentro del área del Barça. En ese caso sí que se entretuvo la realización mostrándonos una y otra vez la caída del jugador madridista en el área (otra muestra más de su capacidad teatral) y poniendo de manifiestoel peligro que tienen para el Barça las transmisiones televisivas de los canales afincados en Madrid y con intereses muy próximos al Real Madrid.



La Caverna silencia el penalti de Keylor Navas a Luis Suárez

Fue un  penalti de libro que la Caverna mediática que protege a Florentino Pérez y su club se encargó de silenciar. Prohibido hablar de las jugadas que ponen en tela de juicio el empate fraudulento del Real Madrid. Sólo se puede hablar de las jugadas que muestran que el Barça fue favorecido. El problema es que el aparato panfletario de propaganda al servicio del Real Madrid consigue su objetivo de ensuciar los éxitos del Barça y la gente acaba creyéndose lo que le llega ofrecido de manera sectaria, como en este caso.

 

 




Deja tu Comentario