2018-05-07 21:05 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Florentino Pérez pasó un mal rato en la comida de directivas

Florentino Pérez acabó harto de tanto lamento por los arbitrajes europeos que tuvo que soportar durante la comida de directivas en la ciudad condal.



Florentino Pérez no tuvo una fácil digestión después de la incómoda comida en la que participó ayer domingo como invitado de la directiva del FC Barcelona en el Hotel Sofñia de la ciudad condal.

Según informaciones que trascendieron del ágape, recogidas por Mundo Deportivo, Florentino Pérez puso buena cara durante la comida, aunque no pareció sentirse cómodo en territorio "enemigo". Según la misma fuente, el presidente blanco tuvo que aguantar el tipo y soportar pullas de distinta naturaleza. Desde las supuestas ayudas arbitrales en Europa con las que la prensa de Barcelona trata de justificar el fracaso del equipo de sus amores, hasta el pasillo que Zidane se negó a organizar pasando por el doblete culé y la condición del Real Madrid de finalista de la Champions League.



Florentino puso buena cara, pero cuentan también los que lo vivieron de cerca, que estaba muy pendiente del reloj para dar por finalizado el encuentro ante tanto lamento por los árbitros europeos que se han cruzado en el camino del Real Madrid hacia Kiev.  Florentino Pérez felicitó al vicepresidente culé Jordi Meastre por el aperitivo, canelones de primer plato y de segundo lubina o un filete, todo ello rematado por postres variados. No salió, en cambio, tan contento con la conversación durante el ágape. El presidente blanco ha asxistido a reuniones mucho más entretenidas y agradables, 


Deja tu Comentario