2018-05-08 16:05 Especial Clásico Por: Redacción MB

¿Habrá nevera para Hernández Hernández?

El espectáculo que dio Hernández Hernández en el Clásico no será castigado y el colegiado seguirá pitando



Hernández Hernández es un viejo conocido para la parroquia azulgrana. Suya fue la decisión de no dar un gol válido en el Benito Villamarín para el Barça que hacía que el club que entonces entrenaba Luis Enrique acabara empatando ese partido y a la postre no se consiguiese el título de Liga. Pues bien, en aquella ocasión no solo no hubo nevera, sino que además se le premió nombrándole el mejor árbitro de España.

Y por supuesto, esta vez no va a ser igual. Da igual que expulsase injustamente a Sergi Roberto, que instantes antes no hiciese lo mismo con Bale ante una acción mucho más clara (no sacó ni amarilla) y que además anulase un gol legal a Luis Suárez. Todo eso da igual porque LaLiga va en contra del Barça y el colegiado canario va a seguir dirigiendo partidos y recibiendo premios. Todo sea por fastidiar al equipo culé.



En la jornada 37, es decir, dentro de dos fines de semana, volverá a vestirse de corto para arbitrar un enfrentamiento. En concreto será el Deportivo - Villarreal, donde confiemos que Hernández Hernández no siga haciendo de las suyas y sea lo más justo posible.

El gol legal que anuló Hernández Hernández

Hernández Hernández no tuvo su mejor partido en El Clásico entre FC Barcelona y Real Madrid disputado en el Camp Nou. Más allá de haber permitido el juego violento de Gareth Bale, que mereció ser expulsado, y haber mostrado la tarjeta roja a Sergi Roberto por caer en una provocación de Marcelo, anuló mal un tanto de Luis Suárez por supuesto fuera de juego de Ivan Rakitic.

Dos minutos más tarde de que Lionel Messi marcara el 2-1, Luis Suárez anotó el 3-1 que habría dejado el partido muy encarrillado con un futbolista menos, pero Hernández Hernández consideró que hubo fuera de juego previo de Ivan Rakitic. Una acción totalmente inexistente, porque el croata recibió el esférico en posición totalmente legal, por lo que el tanto debió subir al marcador.



En este partido quedó demostrado que los Clásicos le vienen grandes a Hernández Hernández, un árbitro que no supo ver ni cómo entró completamente un esférico en una portería. Un error garrafal en el estadio del Betis que le costó una Liga al Barcelona la pasada temporada. Sin duda, el canario quedó totalmente retratado e incluso podría estar en la nevera durante un tiempo. Nadie se quejaría, ni de un lado ni del otro…


Deja tu Comentario