2018-05-08 16:05 Prensa Culé Por: Redacción MB

Sport juega sucio con el Real Madrid (otra vez)

Sport habla de juego sucio del Madrid por las presiones a Messi, pero se olvida de los fallos arbitrales



El diario Sport nos tiene acostumbrados a su forofismo culé. Lo último que ha publicado este medio es que el Real Madrid ha jugado sucio por filtrar unos acontecimientos que se desarrollaron durante el partido. Hablamos de la presión de Messi al árbitro, llamándole incluso ‘cagón’ y que quedó en nada, y centra sus críticas en Sergio Ramos.

Se olvidan en Sport que si alguien salió gravemente perjudicado fue el Madrid durante el partido. Los continuos errores de Hernández Hernández perjudicaron una y otra vez al equipo de Zidane, que se vio incapaz de ganar el Clásico por tener que ir contra el colegiado.



Y es que parece, según se lee en el artículo del diario barcelonista que el Real Madrid y Sergio Ramos tuviesen que pedir perdón por haber narrado lo que pasó en el terreno de juego, pero la realidad es el árbitro benefició al Barça con la falta de Luis Suárez sobre Varane y con el penalti no pitado de Jordi Alba sobre Marcelo. Parece que el conjunto de Zidane tuviese que pedir el perdón porque Sergi Roberto perdiera los nervios en un momento dado y agrediera al propio Marcelo. De locos...

 




El árbitro sabía que Suárez había hecho falta

Luis Suárez propinó una patada de tarjeta amarilla por detrás a Varane justo antes de que cediera el balón para que marcase Messi el 2-1. Esa jugada fue una de las polémicas del Clásico y en las que claramente se equivocó el colegiado. Pero hay una diferencia con el resto, y es que en esta especialmente lo hizo a consciencia.

El cuarto árbitro tenía una posición privilegiada de la jugada. El robo del balón del charrúa a Varane fue en falta y en ese momento el árbitro encargado de mantenerse cerca de los banquillos avisó por pinganillo al principal que hizo caso omiso y dejó continuar la jugada, que acabaría con el ya citado gol de Messi.

Por tanto, el robo se agranda por momentos, ya que este tanto, sumado al penalti no pitado a Marcelo, hace que el Clásico que se jugó anoche haya quedada para la historia como uno de los mayores escándalos de la historias de estos partidos, pese a que ya no se disputaban nada.

Hernández Hernádez sabía que el 2-1 era ilegal. Se lo dijeron y aún así dejó seguir la acción, cuando tendría que haber parado el partido y amonestado a Luis Suárez, que por cierto era la segunda amarilla para el uruguayo.

Hasta Suárez se sorprendió

El delantero uruguayo, autor del primer gol y asistente en el segundo, no ha dudado en reconocer que posiblemente cometa falta en la acción con Varane que da pie al segundo gol culé. 

Estas han sido las palabras de Luis Suárez sobre su jugada con Varane: "Es falta, porque Varane controla y le meto el pie. Pero ha sido la decisión del árbitro. Me sorprendió".


Deja tu Comentario