2018-05-08 06:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

Zidane da una lección de cinismo sobre el clásico

Zidane demuestra su cinismo hablando del Clásico después de las piedras contra el tejado del Barça



Después de que todo el madridismo, incluido los jugadores, tirasen piedras en contra del tejado del Barça, Zidane ha salido hoy a rueda de prensa a quitarle hierro al asunto de los piques entre jugadores y el árbitro, demostrando el cinismo típico de los madridistas.

El entrenador del Madrid ha recordado que en el túnel de vestuarios “siempre pasan muchas cosas dentro. El problema es que hoy se sabe todo. Vosotros sabéis todo. Muchas cámaras y comentarios de cada uno, de muchos jugadores. Lo que cambia ahora es eso. Antes pasaban muchas cosas también, pero se quedaban en el campo”.



Lo ha dicho en relación a la conversación entre Piqué y Nacho, que todo el madridismo, con la prensa a la cabeza, ha querido echar en cara al central catalán. Además, se ha excusado en las cámaras de LaLiga, ya que, dice, hoy en día es mucho más complicado que cualquier acción pase desapercibida: “Antes había menos cámaras. No estoy aquí para comentar lo que pasó el otro día con los jugadores. Hay gente que sabe lo que ha pasado y van a decidir…. Pero no va a cambiar nada. Al final es mucho bla, bla, pero para qué, para no cambiar nada. Empatamos el otro día, pero se acabó”.

El caso es que, fiel a su estilo, Zidane ha vuelto a dar un discurso cínico y lleno de hipocresía tan solo unas horas después de que sus futbolistas y la prensa que clama contra su club tildasen de no deportivo algunas acciones del Clásico.

Zidane está destrozando la cantera blanca

Esta Liga podría pasar a la historia madridista por un dato verdaderamente nefasto. Y es que Zidane ha aniquilado a la cantera del club madridista. El entrenador francés no ha hecho debutar ni jugar a ningún solo canterano que no sea del primer equipo en toda la competición y podría ser la primera vez en los últimos 10 años que esto ocurre.



Desde Nacho, no hay ni un solo canterano que se haya asentado en el Madrid. A pesar de todo lo que se ha dicho del Barça en las últimas semanas, el Madrid es un equipo hecho a base de talonario que no confía en la Fábrica, y así lo demuestra Zidane partido a partido. Ahora tendrá 3 partidos para revertir la situación o cambiar la historia. Y no es porque en la cantera no haya jugadores válidos, sino porque Zidane no tiene confianza suficiente en esos futbolistas y prefiere seguir contando con los hombres que le han hecho acabar LaLiga de manera ridícula con mucha distancia del campeón.

Nacho fue el último futbolista que ha podido afianzarse en los planes de sus entrenadores, estando el resto de debutantes en el primer equipo fuera del mismo o en el Castilla.


Deja tu Comentario