2018-05-09 08:05 Fichajes Por: Ricard Cardona

El Atlético no asume que Griezmann quiere ir al Barça

Los colchoneros montan una pataleta al recibir la confirmación oficial del pago de la cláusula este verano.



A medida que se acerca el mercado de fichajes de verano, el Barça ya va perfilando los refuerzos que llegarán al Camp Nou cuando termine oficialmente la temporada. Evidentemente, la prioridad y el crack cuya llegada produce más ilusión es Antoine Griezmann, cuyo fichaje además está a merced sólo del pago de su cláusula de rescisión, que asciende a los 100 millones de euros. En consecuencia, y habiendo contado con el 'sí' del jugador para poner rumbo a Barcelona, la entidad culé ya le ha comunicado al club colchonero su decisión de abonar dicha cantidad.

Sin embargo, lejos de asumir su marcha como una parte del 'juego' del mercado de traspasos, en el Wanda Metropolitano han querido dar la pataleta, conscientes de que no tienen ninguna opción de retener a su futbolista: "Estamos hartos de la actitud del Barcelona. Que un presidente, un jugador y un directivo del mismo club hablen de la forma en la que lo hacen del futuro de un jugador con contrato en vigor y a pocos días de jugar una final de competición europea me parece una absoluta falta de respeto hacia el Atlético de Madrid y hacia todos sus aficionados”, ha espetado el consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín.



Las quejas sin fundamento del Atlético por Griezmann.

En el mismo comunicado, que se ha hecho público recientemente, Gil Marín añade que "personalmente manifesté hace unos meses al presidente del Barcelona que los derechos del jugador ni están en venta ni los vamos a vender. Asimismo le hice ver que su conducta inapropiada era contraria a la integridad de la competición, puesto que durante la temporada hemos estado compitiendo por el título de Liga y el Barcelona ha estado permanentemente presionando a uno de los jugadores más relevantes de nuestro equipo".

Parece que los atléticos no quieren asumir que el juego de las cláusulas de rescisión pueda perjudicarlos a ellos. Sin embargo, no tuvieron tantas contemplaciones antes de abonar el dinero para liberar a Vitolo y traerlo del Sevilla sin la voluntad del club hispalense de negociar, sólo con el visto bueno del jugador. También el Barça sufrió la misma mala pasada, en el pasado mercado de fichajes y perdiendo a un crack de primera fila como Neymar. Las quejas de los colchoneros se quedan sin fundamentos.


Deja tu Comentario