2018-05-10 16:05 Real Madrid Por: Redacción MB

El madridismo de Mateu Lahoz obtiene recompensa

Mateu Lahoz ha sido premiado con el Mundial por sus ayudas al Real Madrid



Mateu Lahoz es uno de esos árbitros que siempre están en duda. Su manera particular de llevar esta profesión ha hecho que se gane el odio de unos y el amor de otros. En concreto, los madridistas siempre le han tenido mucho aprecio, mientras que los culés no es precisamente cariño lo que le tienen.

Pero todo está fundamentado. Y es que Mateu es el mismo que echó hace unos semanas a Guardiola de la Champions. Es el mismo que amarga una y otra vez los partidos al Barça y que siempre pita en contra del club azulgrana; Por otro lado, Mateu también es ese árbitro que siempre favorece a los blancos. Sin ir más lejos, ayer en Sevilla señaló dos penas máximas para el Madrid bastante dudosas. Ni con esas el equipo de Zidane pudo ganar al de Caparrós, pero por Mateu que no sea.



El colegiado siempre intenta ayudar a los blancos, con una gran porcentaje de acierto. El de ayer es una de esas excepciones, y como siempre, cualquier ayuda al Madrid tiene su recompensa. La de este colegiado va a ser ir al Mundial. Será el representante español de los árbitros en la gran cita futbolística, y los jugadores del Barça que no son españoles ya están temiendo que pueda dirigirles a ellos algún partido...

Mateu echó a Guardiola de la Champions

"Le dije que era gol. Que Milner le había pasado el gol a Sané. Y por eso me expulsó. No le he insultado. Le he dicho: ¡Es gol! ¡Si viene de Milner no es fuera de juego! El año pasado, contra el Mónaco, con 1-1 en el marcador, Agüero se iba contra el portero... Y era el mismo árbitro. Lo conozco de España. Es diferente irse 2-0 en el descanso que irse 1-0. En esta competición, este tipo de acciones, marcan la diferencia. El año pasado expulsan a Vidal contra el Real Madrid en el momento en el que mejor estaban jugando".

Así de enfadado estaba Pep Guardiola con Mateu Lahoz, el mejor arbitro español según Jose Mourinho, a quien le sobraron argumentos para aplaudir con las orejas cada vez que le pitaba siendo entrenador del Real Madrid. De ahí nació una buena amistad. De ahí nació también una ya vieja enemistad con Pep Guardiola, que ya en aquella época era el perjudicado.



Pep cometió la torpeza de recordar en la víspera del partido que Mateu Lahoz les echó de Europa en Mónaco la temporada pasada con un arbitraje parcial contra el City, o más bien contra él. Y se equivocó. Mateu le pasó factura en el Etihad Stadium con errores de principiante que no son creíbles en un árbitro que representara a una potencia futbolística como España en el Mundial. No puede ser que el mejor árbitro español pueda representar el arbitraje patrio en el extranjero con escandalazos como el de Manchester porque no sabe más. No puede ser. 


Deja tu Comentario