2018-05-10 18:05 Real Madrid Por: Fede Peris

Gareth Bale deja en ridículo la "proeza" de Dembélé

Gareth Bale se consagra como el futbolista más rápido del planeta fútbol



Un estudio avalado por la FIFA ha hecho una clasificación de los jugadores más veloces de todo el mundo del fútbol. En ella, hay un claro ganador: Bale, que deja en ridículo la proeza que había conseguido Dembélé, a quien se le había comparado con Usain Bolt.

Y aunque ninguno de los jugadores consigue batir las marcas del hombre más rápido de la historia, Bale es el que más se le acerca, con una velocidad punta de 36,9 km/h. En esta clasificación ni siquiera figura el nefasto fichaje del Barça, que queda por detrás, incluso, de su compañero Messi.



Así, y según este estudio, Bale es el protagonista en el fútbol por su velocidad, en una lista en la que también aparecen otros dos nombres propios de nuestra Liga: Cristiano Ronaldo, que queda situado en séptimo lugar con una velocidad de 33,6 km/h y Leo Messi, noveno con 32,5 km/h.

Destaca la velocidad del británico, que aventaja al segundo clasificado en casi 1 kilómetro por hora. En este segundo puesto se encuentra Orlando Berrio, colombiano que juega en el Flamengo.

La lista de los 10 más rápidos

  1. Gareth Bale: 36,9 km/h
  2. Orlando Berrio: 36 km/h
  3. Jurgen Damn: 35,2 km/h
  4. Antonio Valencia: 35,1 km/h
  5. Aubameyang: 34,6 km/h
  6. Aaron Lennon: 33,8 km/h
  7. Cristiano Ronaldo: 33,6 km/h
  8. Theo Walcott: 32,7 km/h
  9. Leo Messi: 32,5 km/h
  10. Rooney: 31,2 km/h

Bale enfureció a Zidane

El bajo rendimiento que ha mostrado Gareth Bale este curso -también- ha terminado siendo la menor de sus preocupaciones. A pesar de que no ha ayudado su poca fortuna de cara a portería y el hecho de que no tenga apenas trascendencia en el juego, es otro factor muy distinto el que le ha condenado al banquillo del Bernabéu, al que ya se ha acostumbrado estas últimas semanas. De hecho, todo cambió hace pocos días, cuando una conversación entre el británico y Cristiano Ronaldo que presenció Zidane terminó convenciendo al técnico de no contar más con él en su equipo.



Ocurrió en el descanso del Real Madrid-Juventus, según apunta 'As'. Aunque había sido ya suplente en octavos ante el PSG, 'Zizou' le dio otra oportunidad al galés. Sin embargo, no respondió sobre el campo, donde los primeros 45 minutos estuvo inédito y desconectado, sin generar peligro mientras los italianos ganaban terreno. Antes de la segunda parte, Cristiano se le acercó para pedirle más compromiso, pero su reacción fue la peor.

En vez de reaccionar positivamente a la arenga, el '11' se limitó a sonreír, lo que causó la molestia de los que presenciaron la escena, entre ellos el mismo Zidane. Sin titubear, el marsellés mandó calentar a Lucas Vázquez para que saliera en la segunda parte. Bale enfiló el banquillo y se esfumó a pesar de que no se dejó ver en el campo durante el rato que estuvo sobre el césped.

A partir de ahí, todo ha ido a peor para el extremo. Una situación que nadie espera ya que cambie con los encuentros que restan de Liga y el que le queda al conjunto merengue para alzarse con otra Champions.


Deja tu Comentario