2018-05-15 17:05 Crónica Rosa Por: Redacción MB

Cesc Fàbregas evita que Shakira y Antonella se peleen

La mala relación que existe entre Shakira y Antonella provoca que Cesc no las invite a su boda



Cesc Fàbregas se ha casado con Daniella Semaan. La pareja ha contraído matrimonio esta semana, según han informado en sus redes sociales en una ceremonia totalmente secreta a la que no había trascendido ninguna noticia ni rumor.

De hecho, la boda ha pillado por sorpresa a toda la prensa inglesa y española, que han conocido la unión gracias a las publicaciones de ambos por sus perfiles personales. 




La celebración fue muy íntima, a la que solo acudieron los familiares de los novios. Ni siquiera los grandes amigos del futbolista, como son Piqué y Messi fueron a la ceremonia (aunque no sabemos si estaban enterados del acto), por lo que Cesc ha evitado así un nuevo enfrentamiento entre las parejas de ambos: Shakira y Antonella Roccuzzo.

De haberlas invitado, Cesc habría tenido que vivir con tensión uno de los días más felices de su vida personal, y quizás por este motivo, ha preferido mantener en secreto el enlace, seguramente ni habiendo avisado a sus amigos más allegados de su etapa en el Barça como son el propio Piqué y Messi, que entre sí guardan una gran relación.

 

Se esquivaron en la Copa del Rey

La cantante colombiana Shakira, pareja de Gerard Piqué y madre de sus dos hijos, Milan y Sasha, asistió a la final de Copa del Rey junto a los padres de Piqué desde un palco reservado del Wanda Metropolitano. Al término del partido sus dos hijos, Milan y Sasha, bajaron al césped para compartir con su padre la alegría por el triunfo en la final de la Copa del Rey, pero ella se quedó arriba, aplaudiendo y coreando el himno del Barça, pero sin mezclarse con las demás esposas y novias de los compañeros de Piqué.

Con quien Shakira no deseaba coincidir era fundamentalmente con Antonella Roccuzzo, la mujer de Leo Messi, con quien nunca ha congeniado, a pesar de que asistió a su boda el pasado verano, más por la amistad de Leo con Gerard que por ella misma. Su papel de "primera dama" del vestuario azulgrana por ser la mujer del "mejor" nunca ha gustado a Shakira, que ha preferido siempre pasar del tema y no prestarse al juego, marcando distancias y observándolo todo de lejos. Lo cierto es que mientras Antonella bajó al césped para fotografiarse con Leo y con sus hijos junto a la Copa, compartiendo euforia con el resto de novias y esposas de los jugadores, Shakira prefirió mantener las distancias y vivirlo de lejos.

Fuentes próximas a Piqué confirmaron que Shakira entiende que estamos en "territorio Piqué" y que no deseaba restarle protagonismo con su presencia. Se trata de una gesta deportiva y ahí ella no tiene nada que ver, de ahí que optara por permanecer en un segundo plano.