2018-05-16 16:05 Prensa Merengue Por: Redacción MB

Eduardo Inda deja retratado a Messi y su madridismo

Eduardo Inda habló en El Chiringuito de Messi y de su ilusión de jugar en el Madrid



Leo Messi ha quedado retratado. Eduardo Inda comentó ayer en El Chiringuito de Mega que el crack argentino siempre soñó con ser futbolista del Real Madrid. El colaborador del programa de Josep Pedrerol dijo que en el año 2002 estuvo cerca de cumplir su sueño, pero el fichaje no llegó a realizarse y finalmente se fue al Barcelona.

Inda fue más allá afirmando que Messi intentó y luchó porque el Madrid fuese el conjunto de destino, pero no se pudo. De hecho, la aparición del tertuliano en el plató fue al grito de: “Él siempre quiso jugar en el Real Madrid”.




Poco después, continuó su afirmación argumentando que “es más, en el año 2002 estuvo a punto de ser fichado. Lo intentó Valdano, pero no se pudo y se fue al Barça”, para acabar diciendo que fue una auténtica pena que no llegara el argentino, ya que tanto el futbolista como el director deportivo hicieron todo lo posible para que se efectuase el traspaso.

Es por esto por lo que Messi ha quedado en evidencia después de sus últimas actuaciones en el Bernabéu, mostrando la camiseta y señalando su amor a un equipo en el que nunca quiso estar, contra otro que era su sueño desde que conoció que vendría a Europa.

El Messi más agresivo contra el Madrid

La realidad es que Messi saca su peor versión cuando se enfrenta contra el Real Madrid. La frustración que se apodera del argentino cuando se ve incapaz de superar al eterno rival mientras CR7 hace de las suyas saca lo peor de su carácter. Messi no tiene otro remedio que quitarse la piel de cordero y queda en evidencia como el barriobajero que es.

Buena muestra de esto se pudo ver en el Camp Nou. El delantero argentino del Barcelona no paró de protestar al árbitro desde el comienzo del partido. Messi, pasado de vueltas, no dudó en tomarse la justicia por su mano al cometer una fea falta sobre Sergio Ramos, tomándose la justicia por su mano, como si estuviera por encima del bien y del mal. El '10' azulgrana entró con la plancha y suerte que no hubo lesión de Ramos.

Pero no solo eso, sino que el jugador del Barcelona también tiró de su imagen de 'niño bueno' para abusar del árbitro del partido. A pesar de recibir todo tipo de ayudas, Messi no dudó en acosar a Hernández Hernández durante el descanso para condicionarle para el segundo tiempo. "Te cagas, te cagas", le dijo en el túnel. En otro caso, ya estaría expulsado, pero Messi goza de bula. Lo que está claro es que el Madrid vuelve loco a Leo.