2018-05-16 16:05 Fichajes Por: Redacción MB

¿Qué está haciendo De Bruyne en Barcelona?

Se resuelve la incógnita del crack belga del Manchester City en la Ciudad Condal



Kevin de Bruyne ha visitado Barcelona estos días. Cuando algunos aficionados lo vieron en el aeropuerto de El Prat, los rumores sobre un posible fichaje por parte del Barça, saltaron y llegaron a las redes sociales, pero parece que este no es el fin último de la visita del belga a Barcelona.

Y es que, como ya ha hecho en otras ocasiones, de Bruyne tiene en el doctor Ramon Cugat a su médico de confianza, y cada vez que tiene ocasión viaja para visitarlo y explorar su estado físico. Además, el mismo día que aterrizó, el día 15, cogió un avión de vuelta, por lo que se ha tratado de una visita exprés.




En cualquier caso, las especulaciones sobre el fichaje del belga han ido creciendo, y es que muchos aficionados piensan que sería el jugador ideal que necesitaría este Barça, pero su salida del equipo de Guardiola se antoja muy complicada por lo que representa en esa plantilla.

Por tanto, esa visita del jugador ‘citizien’ se debe a que quiere estar en las condiciones más óptimas para disputar el Mundial, y nadie mejor que su doctor de confianza para llevar sus evoluciones físicas.

 


 

De Bruyne demostró que Mourinho no tiene ojo

Una de las principales quejas que han resumido las siempre insatisfactorias posturas de José Mourinho desde que regresó a la Premier League fue el hecho de que, según el portugués, no tiene al mejor equipo. Esto ha sido motivo para justificar enormes desembolsos de dinero, sobre todo desde su etapa en el Manchester United, donde ha gastado mucho y no ha ganado nada. Sin embargo, hay dos errores de impresionante magnitud que el luso ha cometido y que le han convertido en el hazmerreír del fútbol europeo.

En su regreso al Chelsea en 2013, tanto el ahora jugador del Liverpool como el del City estaban en el conjunto 'blue'. Sin embargo, sólo permitió a Salah jugar 13 partidos hasta que lo cedió a la Fiorentina para venderlo por 12 millones a la Roma a posteriori. Por su parte, De Bruyne salió por la puerta pequeña al no contar por el portugués y fue vendido por 20 millones al Wolfsburgo.

Cinco años más tarde, el egipcio se ha convertido en la referencia del Liverpool, que pagó por él 50 'kilos', 12 menos de los que desembolsó el Manchester City para llevarse al belga, que se ha convertido en uno de los cracks del conjunto de Guardiola. Así es como Mourinho echó a perder dos cracks que, de tener el portugués una mínima visión futbolística, le habrían dado más de un título.