2018-05-17 09:05 Real Madrid Por: Ricard Cardona

El Atlético gana un torneo menor y se acuerda del Madrid

Los rojiblancos sacaron sus complejos y su hipocresía a relucir tras ganar la Europa League.



Parece que el Atlético de Madrid haya alcanzado la gloria eterna al ganar la Europa League. Es el primer título europeo en seis años, desde que levantara el mismo trofeo y ganara al Chelsea en la Supercopa de Europa. Sin embargo, a juzgar por las celebraciones y lo crecidos que están los jugadores en ellas, da la sensación de que los colchoneros hayan ganado la Champions. Nada más lejos de la realidad, lo que esconde la euforia rojiblanca no es nada más que complejos y frustración.

La hemeroteca pasa factura al vecino del Real Madrid, cuyo capitán, Gabi, tildó a la Europa League de "competición de mierda". Un torneo del que están hoy orgullosos y ni siquiera representa a los mejores equipos del continente. De hecho, la presencia colchonera en el torneo sólo vino por la eliminación del Atlético en la primera ronda de la Champions, donde hizo un ridículo espantoso al no estar al nivel de la competición.



Encima, los jugadores rojiblancos se han tomado la licencia de acordarse del club merengue. Juanfran se atrevió a cantar "Vikingos, quien manda en la capital", tras la consecución del título. Está claro que no se acuerda de que el Real Madrid está en la final de la Champions, el verdadero título importante a nivel continental, y que fue su verdugo hasta en dos ocasiones en tres años en la finalísima. La herida está todavía lejos de cerrarse.

El Atlético muestra sus complejos con un lamentable cántico.


Deja tu Comentario