2018-05-22 08:05 Fichajes Por: Ricard Cardona

El Villarreal saca los colores al Atlético por el tema Griezmann

El club amarillo destapa el victimismo y la hipocresía rojiblanca en el caso del francés.



De pronto, y evidentemente al ser el Barça el 'pez grande', el Atlético de Madrid se ha convertido en una gran víctima en el caso del futuro fichaje de Antoine Griezmann por el club blaugrana. Desde el Metropolitano acusan a los culés de jugar sucio llevándose unilateralmente al crack galo pagando su cláusula, y de la forma en la que han estado trabajando su llegada al Camp Nou. Una tesis que los medios de la capital no han dudado en apoyar para victimizar a los colchoneros y tildar de abusones y de no tener valores a la entidad blaugrana. Nada más lejos de la realidad, los actos del equipo madrileño en el mismo aspecto cuando adoptan el rol culé denotan una preocupante hipocresía.

Parece que no les importó tanto en el Atlético cuando tuvieron en sus manos dar ejemplo con sus lecciones y actuar bien al abordar el fichaje de Rodri, una de las perlas del Villarreal. Sin embargo, la entidad rojiblanca ha tenido el mismo comportamiento que se atreve a condenar, una realidad que el presidente del 'Submarino amarillo', Fernando Roig, ha desvelado cuando ha informado sobre la marcha del futbolista.



"El Atlético es un club que habla mucho y hace cosas diferentes".

"El jugador ya ha anunciado que se marcha, con sentimiento y con pena de que lo haga, porque a mí me hubiera gustado que se hubiera quedado más años con nosotros, pero no ha podido ser", ha apuntado el dirigente del club castellonense, muy a su pesar. Sin embargo, el presidente del Villarreal aprovechó para criticar la hipocresía colchonera, al dejar entrever las similitudes del caso Griezmann: "Se ha llegado al mejor acuerdo para las tres partes, con un club que habla mucho, pero que también hace cosas diferentes de las que habla, pero así es la vida y es el fútbol, por lo que lo aceptamos con deportividad y ya está".

Toda una lección para el Atlético, que ha quedado ridiculizado y humillado. En el Wanda todavía intentan retener a un Griezmann que hace ya meses que piensa en su futuro como azulgrana.


Deja tu Comentario