2018-05-24 17:05 Final de Kiev Por: Redacción MB

El Real Madrid devuelve 1.500 entradas de Kiev

El Olímpico de Kiev no presentará un lleno absoluto el próximo sábado en la final de Champions League



El Real Madrid ha tenido que devolver un total de 1.500 entradas que le fueron destinadas para vender entre sus aficionados. El club blanco no ha sido capaz de quedarse sin tickets y esas 1.500 han sido devueltas a la UEFA, ya que el viaje a la ciudad ucraniana y el coste de todo el pack ha impedido a muchos aficionados poder seguir al equipo hacia la Decimotercera.

Entre que los vuelos que se han puesto desde Madrid hacia Kiev rozaban precios casi imposibles, y que el hospedaje en la ciudad del este de Europa está cada vez más difícil, muchos aficionados han decidido no ir a Ucrania para ver al Madrid luchar por la tercera Champions League consecutiva. Es por eso que del total de entradas que tenía el club, tendrá que devolver esta cifra, pero no es algo casual, ya que al Liverpool le ha pasado lo mismo, y ahora la UEFA tendrá que decidir qué hacer con esas entradas, si ponerlas a la venta en la propia ciudad de Kiev para el público en general o dejar que se puedan ver huecos vacíos en el estadio durante la disputa de la final.



Los motivos por los que no habrá pleno en Kiev

El Real Madrid ha convertido algo tan maravilloso como disputar una final de la Champions en un evento prácticamente rutinario. La impecable hegemonía merengue, que disputará su tercera finalísima consecutiva y la cuarta en cinco años, ha hecho que, aunque siga siendo especial, al madridismo ni a los propios jugadores les imponga un gran respeto, gracias a las 12 conquistas continentales que atesora la entidad. Sin embargo, esto ha tenido una repercusión negativa en la asistencia prevista al Estadio Olímpico de Kíev.

Y es que no se espera que haya un lleno absoluto ni mucho menos en la capital de Ucrania, al menos en lo que respecta a la parte merengue. No sólo los aficionados no han mostrado el mismo interés de antaño en hacerse con las localidades para el partido decisivo y viajar al este de Europa -no todos los agraciados en el sorteo acudirán, por lo que el club blanco ha tenido que mirar la lista de espera-, sino que los propios jugadores han devuelto las invitaciones que la entidad merengue les había dado para repartir entre sus seres queridos.

Varios son los motivos que han conducido a esta situación, siendo el más destacado la presencia año a año del Real Madrid en la final de la Champions. Es natural que, tras las finales recientes de Lisboa, Milán y Cardiff, el interés haya descendido algo, un factor que esta vez cuenta con el agravante de la lejanía de la capital ucraniana. Tampoco ayuda el hecho de que el alojamiento sea carísimo: los hoteles han disparado los precios por la ocasión, lo que ha ahuyentado a muchos aficionados que querían asistir al partido.



A pesar de todo, el madridismo contará con una buena representación en Kíev para ayudar a agrandar la historia del club blanco, que puede irse hasta las 6 Champions de diferencia respecto a su perseguidor, el Milan.


Deja tu Comentario