2018-05-28 19:05 Cristiano Ronaldo Por: Fede Peris

Sergio Ramos abroncó a Cristiano Ronaldo en Kiev por su falta de compañerismo

El vestuario del Real Madrid muestra su hartazgo a Cristiano Ronaldo por su egoísmo en la celebración de los títulos.



Aunque la versión oficial pasa por el consabido "Cristiano quédate" generalizado en público por la plantilla madridista, en sintonía con el deseo expreso de la grada, lo cierto es que la actitud de Cristiano Ronaldo en Kiev, al término de la final de la Champions League que el sábado disputó el Real Madrid ante el Liverpool, ha significado un punto de inflexión en la relación entre Cristiano Ronaldo y sus compañeros. Siempre habrá un antes y un después.

A los jugadores del Real Madrid les sentó a cuerno quemado que su compañero Cristiano Ronaldo antepusiera sus intereses particulares a los del Real Madrid tratando de restar protagonismo desde el mismo césped a la gesta conseguida por el equipo para centrar el foco de atención en su persona. Entienden todos que no era momento de hablar de su futuro y le han echado en cara no haber pensado en el bien del grupo. Cristiano Ronaldo ha entendido las quejas de sus compañeros y les ha pedido disculpas a todos, pero la herida sigue abierta.



Calló ante Pedrerol cuando pudo explicar sus planes de futuro

Algunos, como Josep Pedrerol y su equipo, que mantienen una estrecha relación de amistad con el crack portugués, restan importancia al asunto y prefieren destacar la sinceridad y transparencia de Cristiano Ronaldo por decir en todo momento lo que piensa, aunque curiosamente, hace apenas una semana el crack portugués tuvo la oportunidad de expresar con sinceridad lo que piensa ante los micrófonos de La Sexta y no abrió la boca sobre su futuro, pese a ser preguntado por él. 

El diario Marca sí entra a fondo en el tema: "Enfado y toque del vestuario a Cristiano", titula. Hay problema, aunque algunos sectores prefieran esconder la cabeza debajo del ala. Sostiene Marca que las palabras del portugués hicieron daño en el vestuario: "Tanto es así que hasta el vestuario, con Sergio Ramos a la cabeza, se lo recordó al poco de terminar el partido. Primero en privado y después en público". Marca cita también a los aficionados madridistas desplazados a Kiev y sorprendidos negativamente por la reacción de Cristiano: "No han gustado nada (sus palabras) entre los seguidores que hablaban de dinero y chantaje". Y Marca añade que alguno de los compañeros de Cristiano Ronaldo comentó:  "Si hubiera marcado, no habría dicho nada". Y resume el diario Marca: "Cristiano Ronaldo ha conseguido poner a todo el madridismo de acuerdo: "Se ha equivocado".

Otros detalles de Cristiano que no gustaron a sus compañeros

Los compañeros no están mosqueados con Cristiano Ronaldo sólo por sus palabras inooportunas. Tampoco gustó que se fuera a celebrar con los suyos el título, prescindiendo del grupo, y sus constantes gestos con los cinco dedos de una mano mostrando lo que a él verdaderamente le interesaba, su quinta Champions League, que nada tenía que ver con las Decimotercera del club. Y fue el capitán, Sergio Ramos, quien le afeó su condcuta en el mismo vestuario de Kiev, lo que sirvió para suavizar las posteriores declaraciones del crack portugués en la zona mixta, influido por el rapapolvo de su capitán. 



Tampoco gustó nada en el vestuario blanco que Cristiano Ronaldo focalizara el éxito del equipo en él: “A lo mejor la Champions debería cambiar y llamarse CR7 Champions League”, unas manifestaciones que van en la línea de “soy el primer, el segundo y el tercer mejor jugador del mundo” o “me tienen envidia porque soy rico, guapo y buen jugador” o “a mi equipo le doy un nueve, a mí un diez”.


Deja tu Comentario