2018-05-29 12:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

Sergio Ramos se suma a la fiesta del "Piqué, c... saluda al campeón"

Sergio Ramos, el que dice que el Madrid nunca se acuerda de los rivales en sus celebraciones, se sumó al "Piqué c... saluda al campeón" que gritó a pleno pulmón todo el Bernabéu.



Cuando con fina ironía Gerard Piqué se acordó de Kevin Roldán con aquel inolvidable "Contigo empezó todo", el madridismo le puso la cruz a Piqué. Ahí empezó realmente la campaña de odio organizada contra él. Dolió mucho la alegría de Piqué celebrando su segundo triplete, dos más que el Real Madrid en su centenaria historia, y uno de los que más se molestaron fue Sergio Ramos, que entonces manifestó que el Real Madrid no se acuerda de los demás cuando celebra un triunfo.

Sergio Ramos, en su salsa durante los insultos a Piqué

Antes se coge a un mentiroso que a un cojo... o a un carnicero. En la celebración de la Decimotercera del Real Madrid han estado presentes en todo momento los rivales, lo que da una idea del complejo de inferioridad instutucional que afecta al club blanco. Desde el presidente Florentino, que se acordó de Piqué para recordar dónde empieza todo, hasta los cánticos dedicados a los "indios" del Atlético para recordar quién manda en la capital (Atlético segundo, Real Madrid tercero en La Liga), pasando por el feo detalle de Sergio Ramos sumándose a los insultos a Gerard Piqué, su compañero en la selección.



No se recuerda haber salido de la boca de Piqué un solo insulto dirigido a nadie. Para eso también hay que tener clase. Pero eso a Ramos, el que dice que nunca se acuerdan de los rivales en sus celebraciones, le da igual. El Bernabéu coreaba voz en grito "Piqué, cabrón, saluda al campeón" (actuará la sensible comisión antiviolencia) y Sergio Ramos hacía palmas asintiendo. Ese es Sergio Ramos, el mismo que va exterminando a los rivales con entradas criminales, el mismo que pide respeto en las celebraciones de los demás, el mismo que se suma a los insultos a un compañero con el que deberá entenderse en La Roja durante el Mundial.

Sergio Ramos ha demostrado que fuera del césped no es diferente al "carnicero" (así le llaman en Europa) que vemos sobre el césped... Con todo el respeto a los carniceros.


Deja tu Comentario