2018-05-31 20:05 FC Barcelona Por: Fede Peris

La cantera del Real Madrid también pierde en la comparación con el Barça

Aunque arrecian las críticas contra el Barça por su política de cantera, el aprovechamiento que hace el Real Madrid de sus canteranos roza el ridículo.



Llama la atención que el aparato de propaganda de Florentino Pérez, especializado en esparcir porquería contra el Barça en los medios, se entretenga ahora cuestionando la política de cantera del Barça aprovechando el descenso del Barça B a Segunda B.

Y llama la atención porque en esa categoría lleva años el filial del Real Madrid, el Castilla, zanganeando entre la mediocridad. Y llama la atención porque si el Barça juvenil ha ganado en los últimos años dos Champions League (lo único que importa, parece ser en el Real Madrid y su entorno) mientras el juvenil de Guti va de fracaso en fracaso sin pintar nada en Europa. Es cierto que desde Sergi Roberto ningún canterano se ha asentado en el primer equipo del Barça, tan cierto como que Zidane ha pasado olímpicamente de la cantera del Real Madrid, quizá por conocerla demsaido bien de su paso por el Castilla.



Medio equipo del Barça es canterano

El Barça, dicen, maltrata a su cantera. Pero el Barça ha jugado toda la temporada con seis canteranos en su equipo de gala, más de medio equipo: Sergi Roberto, Piqué, Jordi Alba, Busquets, Iniesta y Messi. Ante esto el Real Madrid sólo opone la presencia de Carvajal y esporádicamente Nacho. Pocos argumentos para lanzar la primera piedra sin esconder la mano. El Real Madrid (su entorno mediático) no es nadie para cuestionar la cantera blaugrana, porque lleva siempre las de perder en la comparación. 

Pero ya se sabe que el deporte nacional entre el propagandismo del Real Madrid es lanzar porquería contra el Barça, que en los últimos tiempos ha visto cómo se fugaban sus mejores perlas de la cantera, primero por la absurda sanción de la FIFA y luego por el dinero de los grandes de Europa que se han dedicado a picotear en La Masía para llevarse a sus mejores futbolistas, y lo que el Barça no puede hacer es firmar a sus promesas contratos de profesionales de primer nivel.


Deja tu Comentario