2018-05-31 17:05 Real Madrid Por: Redacción MB

Zidane no quiso liquidar a su once de cabecera

Zidane se la jugó con su once de confianza en su último partido como entrenador del Real Madrid



Al igual que hizo en su etapa de futbolista, Zidane ha dejado el cargo de entrenador del Real Madrid en la cima más alta, habiendo conseguido tres Champions League en dos años y medio y otros tantos títulos más que lo han elevado al Olimpo de los entrenadores blancos en toda la historia.

Quizás Zidane ya sabía que la final del sábado pasado ante el Liverpool iba a ser su último encuentro al frente del vestuario que tantas alegrías le ha dado en estas tres temporadas, y por eso no quiso traicionar a su once de confianza, el que le ha acompañado en los últimos tiempos y el que le ha dado todos los éxitos.



Zidane era consciente que los cambios tenían que llegar, que había jugadores que estaban pidiendo paso con firmeza como Bale, pero fiel a su estilo y confianza, decidió iniciar su último partido con su equipo de gala, aunque después tuvo que hacer modificaciones para que la Decimotercera Orejona volara de regreso a Madrid. Zidane no quiso traicionarles y los futbolistas respondieron sobre el campo. 

Once son los gladiadores que se han dejado la piel por el técnico, aunque en la lista habría que meter a algunos más como Asensio o Lucas Vázquez, que pese a no ser titulares, también han dado muchas alegrías al entrenador francés.

El uno por uno de los once de Kiev (y de Cardiff)

Keylor Navas: Su portero fiel. Pese a todo lo que se ha estado hablando en los últimos tiempos, Zidane nunca ha dudado del costarricense, que siempre le ha respondido con grandes actuaciones.



Carvajal: Indiscutible para Zidane siempre que ha estado para jugar. El lateral ha sido uno de los intocables para el técnico desde que llegó.

Varane: Con Zidane se ha asentado en el once titular, quitándole el puesto durante el año pasado a toda una institución en la defensa blanca como Pepe.

Sergio Ramos: El gran capitán ha actuado de máximo defensor del técnico y ha sido el líder que se esperaba de un capitán durante esta era de éxitos.

Marcelo: Pese a que ha estado muy discutido en algunas partes de la temporada por su defensa, Zidane sabía que con Marcelo gana mucho más que pierde, y la banda izquierda tiene puesto su nombre.

Casemiro: El gran descubrimiento de Zidane. El mediocentro ha sido clave en todos y cada uno de los grandes partidos de estas dos temporadas y media. Todo un baluarte para el francés.

Modric: Ha creado un centro del campo perfecto junto al brasileño y a Kroos, que han sido muy importantes para Zidane desde que llegara al banquillo blanco.

Kroos: El alemán se ha convertido en una pieza imprescindible en estos años y su titularidad siempre ha sido indiscutible.

Isco: La magia en el centro del campo. El jugador más parecido a Zidane, al que siempre ha defendido y ha ayudado a mejorar.

Benzema: El gran discutido para la afición pero que ha tenido siempre un papel protagonista.

Cristiano Ronaldo: El crack del equipo ha sido una pieza clave para los triunfos de este Real Madrid histórico.


Deja tu Comentario