2018-06-06 20:06 Cristiano Ronaldo Por: Carlos Muñiz

La versión oficial y la oficiosa del enfado de Cristiano Ronaldo

La versión oficial, de El Chiringuito, es que está triste porque la reunión de Mendes con el club no fue bien. La oficiosa es que quiere más dinero y Florentino se planta y le remite a escuchar ofertas que no llegan por él.



Cristiano Ronaldo ha optado por la táctica de utilizar a sus amigos del programa El Chiringuito para informar sobre lo que a él le interesa que se sepa. En este caso, que está enfadado. ¿Por qué? Según la versión oficial de El Chiringuito, versión autorizada por Cristiano Ronaldo, porque ayer hubo una reunión de su representante Jorge Mendes con altos mandos del Real Madrid y el resultado de la misma no le gustó nada. La versión oficiosa es otra.

Lo que toca ahora es que sus amigos de El Chiringuito digan que está molesto, que no se siente valorado y que su futuro en el Real Madrid está negro. Mientras tanto, él calla y, si es preciso, lo negará todo cuando toque como ya ha hecho otrsas veces. Inventos de la prensa. Hasta ahora, nada de lo que han profetizado sus enviados especiales (A Bola y El Chiringuito) se ha cumplido. Pero nada le ha ido en contra porque de su boca no ha salido nada. Quienes hablan son sus portavoces.



"Cristiano no está contento, Cristiano está triste"

Así explicaba la versión oficial de Cristiano Ronaldo el colaborador de Josep Pedrerol que se ha especializado en explicar la versión de Cristiano Ronaldo: "Hoy ha ocurrido algo y Cristiano no está nada contento. Está triste. Ha habido una reunión en Madrid del agente de Cristiano con el club para acercar posturas. No podemos avanzar mucho más, por ahora. Sólo que Cristiano no está contento, está pensativo, más que nunca, y un poco dolido por lo que ha ocurrido hoy. No está feliz. La cosa se ha complicado un poquito". Ahí queda. Cristiano está triste... ¿Qué tendrá Cristiano?

Se trata de vender que en esa reunión de Jorge Mendes, supuestamente con Ángel Sánchez, el club no ha transigido ni acepta las exigencias económicas del jugador. Por tanto, la conclusión es que el club no le valora.

Florentino espera ofertas por Cristiano que no llegan

Pero la posición del club pasa porque Cristiano Ronaldo tiene contrato en vigor y que si desea marcharse del Real Madrid porque algo no le gusta no tiene más que decirlo y presentarse con los mil millones de su cláusula de rescisión para largarse a donde quiera. Esta es la versión oficiosa, que tiene más que ver con la realidad, que no es otra que con 33 años Cristiano Ronaldo ha dejado de ser una pieza codiciada por los grandes de Europa y que, sabiéndolo, intenta sacarle el máximo al Real Madrid consciente de que nadie está ya dispuesto a acometer una locura económica por él. De hecho hasta el Bernabéu no ha llegado una sola oferta de ningún club interesándose por él. 



Y por eso no es feliz, está triste y pensativo, como dicen sus amigos de El Chiringuito. Se trata de una partida de póker en donde sobran los faroles por ambas partes. Cristiano intenta sacar el máximo y Florentino no cede, porque sabe que el rendimiento de Cristiano en los próximos años tendrá poco que ver con el que ha disfrutado el Real Madrid en las últimas temporadas. Y cuando se acabe la partida, como ya sucedió el pasado año, cuando Cristiano se convenza de que ni el Manchester United, ni el PSG van a mover un dedo por su fichaje, volverá al redil como si nada. De hecho, él no habrá dicho nada. En todo caso habrá sido cosa de esos pérfidos periodistas que se inventan las cosas, porque él lanzará a los cuatro vientos, a quien quiera escucharle, que es un hombre feliz en el Real Madrid. Eso será en agosto. Hasta entonces toca intentar sacarle lo que pueda a Florentino aprovechándose de sus amigos de la prensa siempre dispuestos a hacer favores.


Deja tu Comentario