2018-06-12 22:06 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

¿Jugará el Real Madrid de Lopetegui como el Barça?

Lopetegui ha heredado en la selección la filosofía de la posesión del balón, pero adaptará sus sistemas a las características de los jugadores que tenga.



Julen Lopetegui no es un entrenador galáctico ni glamouroso, como Zidane, pero tampoco es un advenedizo. A lo largo de su trayectoria profesional ha hecho méritos más que suficientes para ganarse el honor de ser el entrenador del mejor equipo del mundo. Pero una duda asalta ahora al madridismo. Teniendo en cuenta cómo actúa la selección de Lopetegui, ¿existe la posibilidad de que el Real Madrid juegue como el Barça?

Pegada contra posesión del balón

El Real Madrid se ha caracterizado por la pegada en los últimos años. Con Mourinho, con Ancelotti, con Benítez y con Zidane. Contrataque, tres pases y gol. Verticalidad. Esa ha sido virtud de este equipo aprovechando que delante tiene a Cristiano Ronaldo, que no perdona con su olfato letal de gol. 



Sin embargo, Julen Lopetegui juega en la selección a otra cosa, al fútbol de control, también llamado tiki-taka, que en su momento practicó el Barça y que se trasladó a la selección con Luis Aragonés, Del Bosque y ahora también con Lopetegui aprovechando la técnica exquisita de jugadores como Isco, Iniesta o Silva, que acarician el balón en lugar de golpearlo.

Lopetegui se encuentra cómodo con ese estilo de juego, de control y posesión, fundamentalmente porque dispone de los jugadores idóneos para llevarlo a la práctica. Pero el Real Madrid no puede jugar así, y él lo sabe, porque delante tiene al mejor futbolista del mundo, que perdería eficacia si el Real Madrid renunciara a la capacidad de sorpresa con la velocidad y verticalidad de sus contragolpes. Y Lopetegui no lo ignora. De hecho, su Oporto no jugaba como La Roja... porque no tenía a los futbolistas que juegan en La Roja. 

A Lopetegui le gusta tener el balón, pero no va a esclavizar a un equipo que lleva muy interiorizados unos fundamentes muy trabajados con un estilo que no es el suyo. Que nadie sufra, que el Real Madrid no se dedicará a tocar y tocar y tocar el balón sin sentido. Lopetegui se adaptará a las señas de identidad del Real Madrid.