2018-06-12 13:06 Fichajes Por: Fede Peris

La sanción de la UEFA al PSG acerca a Di María al Barça de nuevo

El PSG necesita ingresar 180 millones en traspasos para cubrir la compra de Mbappé y Di María tiene todos los números para salir... y fichar por el Barça.



Está previsto para hoy el fallo de la UEFA sobre las irregularidades financieras del PSG que le han desviado de la normativa del Fair Play Financiero impuesto a todos los clubes europeos. El diario Marca avanza que el PSG no será apartado de la Champions League y que el fallo de la UEFA consistirá en obligar al club parisino a igualar sus gastos por fichajes con las ventas por traspasos de manera que el balance dé cero. En estas circunstancia cobra fuerza, de nuevo, la posibilidad de que Bartomeu cumpla con un viejo sueño de Leo Messi: compartir el vestuario del Camp Nou con Ángel Di María.

Di María, el plan alternativo a Griezmann

Ángel Di María es el plan alternativo a Griezmann. De hecho, el interés del FC Barcelona por el delantero argentino no es nuevo. Ya la temporada pasada llegó a ofrecer 60 millones por él, pero la herida que dejó la fuga de Neymar del Camp Nou impidió que la negociación llegara a buen puerto. Las cosas han cambiado mucho por las urgencias por vender que persiguen al PSG. El club parisino fichó la pasada temporada a Mbappé con pago aplazado al Mónaco de 180 millones. La operación debe efectuarse este verano, lo que quiere decir que este verano el PSG necesita vender por valor de 180 millones.



Tuchel, el nuevo entrenador, ya ha advertido al presidente Al-Khelaiffi que el tridente Neymar-Cavani-Mbappé es innegociable y no se toca, por lo que el PSG deberá desprenderse de otros jugadores. En la rampa de lanzamiento aparecen tres jugadores: Marco Verratti, que ha dejado de interesar al Barça después de su frusrtrado fichaje de la temporada pasada, Rabiot y Ángel Di María.

Y es este último el que se encuentra en el punto de mira del Barcelona. De hecho, sería el primer trabajo de Eric Abidal en su nueva función de secretario técnico: negociar su fichaje y conseguir un buen precio, siempre inferior a los 60 millones que el club ofreció por el internacional argentino la temporada pasada. Se trata de aprovechar la angustia del PSG, que necesita sacar 180 millones de las ventas de Verratti, Rabiot y el propio Di María.

El PSG será, sin duda, el gran protagonista del mercado de verano, pero por sus ventas.




Deja tu Comentario