2018-06-13 16:06 Rusia 2018 Por: Pedro Riaño

El Real Madrid ficha a un técnico cobarde que no da la cara

Lopetegui huye de Krasnodar, escondido y sin dar la cara, convirtiendo a España en el hazmerreir de todo el Mundial.



Lamentable. Toda la valentía que tuvo Julen Lopetegui traicionando a la Federación Española para dejarla plantada e irse al Real Madrid, se ha convertido en cobardía indigna e impropia de un caballero y deportista huyendo de Krasnodar escondido y sin dar la cara.

El presidente de la Federación quiso dar la explicaciones del cese de Julen Lopetegui en solitario y anunció que el ya ex seleccionador se explicaría con posterioridad ante los medios de comunicación. Sin embargo, Lopetegui se ha rajado. Ha visto que era tan gordo lo que acababa de hacer con la Federación y con la selección, el equipo de todos los españoles, que ha optado por desaparecer, dejando al que venga detrás las secuelas de su fechoría.



La contribución del Real Madrid al desastre de España

Lopetegui firmó el 22 de mayo un contrato que le ligaba a la Federación Española de Fútbol hasta 2020. 24 días han sido suficientes para descubrir que este hombre no tiene palabra y que su firma carece de valor. Y las consecuencias de verdad están por llegar. España es el hamerreir del mundo. Nadie se explica el polvorín en el que vive una de las selecciones favoritas para ganar el Mundial. Es la contribución del Real Madrid a los éxitos del equipo de todos los españoles. Y es que el Real Madrid del señorío no se detiene ante nada ni ante nadie con tal de conseguir su objetivo. Ni siquiera ante el equipo nacional de un país que vive ilusionado y unido en torno a él.

Lo que ha hecho Lopetegui, incumplir un contrato, no es una novedad en el mundo del fútbol. Es el pan nuestro de cada día. Lo que diferencia a Lopetegui de los demás es que él era el seleccionador de España. Millones de aficionados de todo el país habían depositado en él todas sus ilusiones. Y les ha traicionado por un puñado de monedas. Seguramente la conciencia no le ha dejado dormir esta noche y los remordimientos le han aconsejado a huir a escondidas de Rusia, a tres días del mundial, como si fuera un delincuente. Seguramente ha recordado su conversación con el rey de España, Felipe VI hace apenas unos días, prometiéndole volver a España con el Mundial. 

¡Qué vergüenza!