2018-06-13 19:06 Fichajes Por: Pedro Riaño

Griezmann: ¿Otro caso Figo? El Barça se puede forrar con él

Si Griezmann se echa atrás e incumple la palabra dada al Barça, deberá indemnizar al club catalán con 20 millones de euros.



La última novedad sobre el fichaje (o frustrado fichaje) de Antoine Griezmann por el FC Barcelona recuerda mucho al caso que protagonizaron Florentino Pérez y Figo con el FC Barcelona en el año 2000. Si Griezmann se echa atrás en la palabra dada al FC Barcelona, alguien deberá indemnizar al club catalán con 20 millones de euros. Ese es el acuerdo rubricado por Griezmann y el Barça.

Griezmann debe pagar al Barça 20 millones si no viene

Griezmann no se atreve a anunciar la decisión que ha tomado sobre su futuro porque 20 millones están en juego si no ficha por el Barça. Así lo anuncia hoy El Confidencial, que descubre que lo que se esconde detrás del silencio del jugador colchonero es "el pago de una cantidad que tiene pactada con el Barcelona cuando llegó a un preacuerdo y que de no cumplirlo penaliza al futbolista o la persona que haya actuado en su representación. Y la cantidad no es menor porque se está hablando de 20 millones de euros".



Así fue el caso Figo

La situación recuerda al caso de Figo con el FC Barcelona. Florentino, entonces candidato a la presidencia del Real Madrid, prometió en las elecciones el fichaje de Luis Figo, que tenía una cláusula de rescisión de 10.000 millones de pesetas, récord en la época, garantizando su incorporación al club blanco. En caso contrario, Florentino se comprometía a pagar el abono de los socios madridistas en su primera temporada de mandato. Es decir, que si Figo se echaba atrás tenía que indemnizar a Florentino Pérez con 5.000 millones de pesetas, lo que permitía al presidente blanco cumplir su promesa. Figo, que recibió 300 millones de pesetas a cambio de prestar su nombre a un candidato que en principio no tenía ninguna opción de ganar,  intentó quedarse en el Barça, pero Joan Gaspart se negó a pagar los 5.000 millones a Florentino y el jugador acabó largándose al Real Madrid.

La historia parece repetirse: una negativa de Griezmann a fichar por el Barça no le saldría gratis. Más bien muy cara. Esos 20 millones son los que mantienen a Griezmann en un estado de incertidumbre que le impide anunciar su decisión a pesar de que había avanzado su intención de dejar resuelto el tema antes del Mundial.