2018-06-13 10:06 Real Madrid Por: Carlos Muñiz

Las decisiones blancas que debe tomar Lopetegui en el Mundial

El nuevo técnico del Real Madrid tiene cuatro focos abiertos a solucionar.



El fichaje de Julen Lopetegui por el Real Madrid ya está anunciado, pero no podrá empezar a 'ejercer' como técnico blanco hasta que termine la andadura de la selección española por el Mundial de Rusia, que está a las puertas de empezar. Como muy tarde -en caso de que la Roja disputase la final-, el vasco terminaría su ciclo al frente del combinado nacional a mediados de julio, coincidiendo con el pistoletazo de salida a la pretemporada merengue. Sin embargo, para entonces el técnico ya tendrá que tener varias decisiones tomadas.

De hecho, Lopetegui tiene cuatro deberes pendientes de realizar para cuando tome las riendas del equipo. El primero de los focos a resolver es el de Cristiano Ronaldo, cuya continuidad es todavía una incógnita. A pesar de que el hecho de que siga no va tan vinculado a efectos deportivos como a temas salariales, la palabra del nuevo entrenador será muy importante para definir si el Real Madrid cuenta con él.



Cristiano, Bale, Neymar... los deberes de Lopetegui.

Lo que sí es un tema puramente deportivo es el lío que se encontrará con Gareth Bale. Prácticamente descartado por Zidane y héroe inesperado en la pasada final de la Champions, el galés espera una charla con Lopetegui para poder saber qué espera de él su próximo entrenador. El '11' tiene claro que, de no contar con la confianza del nuevo técnico, será mejor que haga por fin las maletas.

En la portería Keylor Navas podría tenerlo complicado por dos motivos: la marcha de Zidane, su principal valedor, y la llegada de Lopetegui, que ya ha depositado su plena confianza en David De Gea en la selección y ahora podría sumarse a Florentino para reeactivar el fichaje del madrileño. Aunque para fichajes, el caso 'Neymar', a quien el mismo Lopetegui descubrió en 2008 y trajo a Valdebebas. Ahora, el técnico podría apostar muy fuerte por la llegada del brasileño, aunque como profesional.