2018-06-13 08:06 Fichajes Por: Ricard Cardona

¡Peligra el fichaje de Rodrygo por el Real Madrid!

Un giro en los acontecimientos deja en suspenso la firma del acuerdo.



La llegada de Julen Lopetegui al banquillo merengue es la primera de las muchas sorpresas que aguarda Florentino Pérez para este mercado de fichajes de verano. En el periodo de traspasos, varios futbolistas llegarán al Santiago Bernabéu o bien cerrarán su fichaje por el Real Madrid para recalar en la capital española un tiempo después. Es el caso de Rodrygo, cuyo fichaje había dejado prácticamente cerrado el mandatario blanco, incluso adelantándose al Barcelona. Sin embargo, y a pesar de que el fichaje ya estaba más que confirmado, un giro en los acontecimientos hace peligrar ahora la incorporación del crack.

Se trata del Santos, el club del jugador, que ahora se niega a tirar adelante la operación. En un comunicado, el club 'peixe' denuncia que su futbolista abandonó la delegación sin permiso: "El Santos entiende que las ya públicas negociaciones para su venta al fútbol europeo permanecen. El club no cederá a presiones desproporcionadas y reitera que continúa en negociaciones para vender el 80 % de sus derechos".



"La semana pasada firmamos un documento y Rodrygo hizo el examen médico".

Una reacción que ha sorprendido hasta al agente del jugador: "Hace quince días el Real Madrid contactó conmigo. Se reunieron con el presidente (del Santos) e hicieron la propuesta que el Santos quería de 40 millones de euros. El Santos alcanzó la cifra que quería. Por eso la semana pasada firmamos un documento y el jugador hizo los exámenes con un médico español aprobado por el Santos", ha alertado Nick Arcuri, representante de Rodrygo.

El mismo Arcuri ha añadido que "lo acordado era firmar el contrato después del entrenamiento, almorzar y hacer la presentación antes del viaje a Río. Estaba todo acordado. Por eso me sorprende la noticia de que el Santos alega que Rodrygo huyó. Él está en casa esperando para firmar el contrato y jugar mañana". Ahora mismo, la llegada del crack carioca está en punto muerto.