2018-06-13 18:06 Real Madrid Por: Ricard Cardona

¡Rubiales deberá indemnizar con tres millones a Lopetegui!

El despido de Julen Lopetegui como seleccionador nacional le va a costar muy caro al presidente de la RFEF



El nuevo presidente del a RFEF, Luis Rubiales, ha tomado una contundente decisión en el día de hoy: destituir a Julen Lopetegui, seleccionador de España. El motivo, para el ex futbolista, es que su fichaje como entrenador del Madrid es incompatible con los "valores" de la Federación. Sin embargo, esta irresponsabilidad le va a costar muy caro a Rubiales.

Más allá de las consecuencias deportivas que pueda tener esta destitución para el combinado nacional en el Mundial de Rusia, tendrá unas consecuencias importantes en lo económico. El despido de Lopetegui por parte de Rubiales tendrá repercusiones económicas para la Federación Española de Fútbol, un organismo que, como el propio Rubiales reconoce, no goza de un buen momento económico.



Rubiales le cuesta 5 millones a España

El contrato de Lopetegui con España especificaba una cláusula de recisión de 2 millones de euros en el caso de que alguien quisiera hacerse con sus servicios antes de acabar el contrato. Dos millones que habría tenido que abonar el Madrid si hubiera querido hacerse con Lopetegui tras el Mundial. Sin embargo, el presidente de la Federación ha despedido al ya exseleccionador provocando que tenga que ser la RFEF quien tenga que pagar.

El club blanco se había comprometido a abonar la cláusula de rescisión de Lopetegui una vez que finalizase el Mundial pero ahora se lo ahorrará. Una cantidad que ahora pierde una Federación que, encima, se verá obligada a pagar la indemnización de tres millones de euros al entrenador por destituirle de su cargo.

En total, cinco millones que la institución presidida por Luis Rubiales perderá en un momento delicado para sus arcas. Falta saber si Lopetegui quiere tener el gesto de renunciar a esta parte de su indemnización. Lo que está claro es que Luis Rubiales no piensa en nada más que su propio orgullo al frente de la RFEF.