2018-06-14 09:06 Leo Messi Por: Ricard Cardona

Así le ha ido a Messi en sus anteriores tres Mundiales

Esta puede ser la última oportunidad del crack para lograr el título con Argentina.



Leo Messi está a las puertas de iniciar su cuarto Mundial con Argentina. A pesar de que ha hecho méritos de sobra para ser considerado el mejor jugador no sólo del mundo, sino también de la historia, hay quienes consideran que necesita conquistar la Copa del Mundo para marcar una época con su país y terminar de ganarse el reconocimiento. Tras sus tres intentos fallidos de lograrlo, el de Rusia podría ser su último tren camino de la gloria con la albiceleste, puesto que el siguiente llegará cuando haya cumplido los 35 años.

Cierto es que la trayectoria del '10' en los Mundiales ha ido a más: en 2006, cuando debutó en Copa del Mundo, jugó poco más de 100 minutos repartidos en encuentros entre Serbia y Montenegro, Holanda y México. Sin embargo, el sueño de la albiceleste se desvaneció en cuartos de final, cuando el combinado sudamericano cayó en la tanda de penaltis contra la anfitriona, Alemania.



Los germanos volvieron a ser los verdugos de Messi y su albiceleste, esta vez en 2010 y ya con el blaugrana como líder indiscutible del combinado nacional. También fue en octavos, aunque por un duro correctivo -4 a 0-. El astro culé fue titular en todos y cada uno de los encuentros, aunque el desastre fue llamativo y el equipo se sumió en una depresión tras su papel en Sudáfrica.

Alemania, el eterno verdugo de Messi.

El Mundial de Brasil de 2014, el último disputado hasta ahora, fue el más amargo. Después de liderar a Argentina a base de partidazos y goles de auténtico número uno, Messi se plantó con su selección en la final del torneo. Sin embargo, otra vez Alemania terminó con el sueño de la albiceleste: tras un empate a cero en el tiempo reglamentario, Götze tomó el testigo de Iniesta y marcó al final de la prórroga para romper el sueño del crack.

Tras el último escarmiento, Leo tiene ahora la oportunidad de sacudirse su gafe y lograr por fin su objetivo de alcanzar la gloria con Argentina. Sin embargo, la competencia será feroz.




Deja tu Comentario