2018-06-15 22:06 Rusia 2018 Por: Fede Peris

La versión más impresentable del trigoleador Cristiano Ronaldo

Especialmente motivado contra España, Cristiano Ronaldo ha sacado a relucir lo peor de su repertorio de mala educación.



No se puede ir así por la vida. No se puede desplegar tanta chulería en tan poco tiempo. Cuando uno quiere ser el número uno, como es el caso de Cristiano Ronaldo, tiene que serlo para todo. También tiene que aspirar a ser el mejor en deportividad y en educación... No cuela eso de que es un ganador que siempre quiere ganar y hay que perdonarle su ambición. Eso no justifica la chulería, la prepotencia, la arrogancia, la autosuficiencia, la fanfarronería, la petulancia, la soberbia y la mala educación, resumiendo, que ha exhibido hoy en el campo un tipo que ni sabe perder ni sabe ganar. Hoy ha quedado demostrado.

Impresentable Cristiano Ronaldo

Hacía falta que el madridismo asistiera a una representación de Cristiano Ronaldo como rival, contra los intereses del fútbol español. Así todos se darán cuenta sin la venda en los ojos. Ha estado bien que todos vean a Cristiano Ronaldo sin la camiseta del Real Madrid. Impresentable. Impresentable simulando el penalti y celebrándolo como si hubiera sido un golazo en la final del Mundial. Impresentable celebrando el segundo gol, el del fallo de De Gea como si hubiera sido otro golazo. Se entiende su alegría, pero esta noche estaba salido, fuera de sí, con los ojos inyectados de sangre y guiado por algo que probablemente tiene que ver con su deseo de abandonar el Real Madrid y España.



Impresentable tratando de engañar al árbitro para que le enseñara tarjeta a su "compañero" Nacho por otra acción simulada. Impresentable insultando gravemente a Piqué y a Busquets. Impresentable lanzándole con desprecio el balón a Jordi Alba contra el cuerpo. Impresentable durante todo el partido. Marcó tres goles, sí. Tres goles que servirán para alimentar su ego y multiplicar su soberbia. Son tres goles, nadie le recordará que uno fue de penalti, otro se lo metió el portero y que sólo uno de ellos tuvo verdadero mérito. Eso a él no le importa porque su leyenda se ha escrito con goles así. Todo vale para sumar y poder decir que marca casi tantos como el mejor, el de verdad.

Eso, cómo han llegado los goles, a él no le interesa. Lo importante es que él encabeza la lista de goleadores, que de eso se trata. :o de menos es cómo. Tampoco le importa el triunfo de Portugal en el Mundial más que para añadirlo a su palmarés. Lo importante para él es que hoy ha metido tres goles y que si le endosa otros tres a Irán y otros tres a Marruecos, a lo mejor se puede ir para casa con el premio de máximo goleador asegurado aunque Portugal sea eliminada en la primera fase. Él es así de impresentable. Como en Kiev, cuando celebraba "su" Quinta Champions mientras los demás disfrutaban La Decimotercera del Real Madrid.  Las otras ocho a él le traen sin cuidado.


Deja tu Comentario