2018-06-15 08:06 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Neymar, Griezmann...El Barça se acostumbra a las calabazas

Los culés acumulan una humillación tras otra y son el hazmerreír del fútbol europeo.



El bombazo que ha supuesto la decisión de Antoine Griezmann de quedarse en el Atlético de Madrid ha dejado a un solo perdedor: el Barça. Los culés, que no hace todavía ni un año vieron como Neymar les dejaba con el culo al aire marchándose a un PSG que pagó su cláusula, centraron su atención en el jugador francés, buscando no sólo recuperar una calidad perdida en la delantera, sino su supuesta autoridad en los despachos en el marco del fútbol europeo. Sin embargo, en vez de conseguirlo se han dado de bruces por segunda vez seguida.

El batacazo ha sido monumental para los culés, que además se habían hecho a la idea de que el '7' rojiblanco recalaría en el Camp Nou. Además, con su particular documental, el francés todavía ha dejado más en evidencia a un Barça que más allá de quedarse sin el crack, se ha visto sin nada al no contar con un plan 'B' de garantías para suplir la decepción por el crack.



El Barça acumula dos humillaciones históricas en menos de un año.

De nada sirvió todo el trabajo realizado por Bartomeu, la secretaría técnica, e incluso los jugadores culés, que han mostrado públicamente su interés por el fichaje de Griezmann. Igual de estériles fueron los esfuerzos de la plantilla blaugrana por intentar convencer a Neymar, en una situación que para su pesadilla, se vuelve a repetir. Los fantasmas vuelven a aparecer para dejar claro que nadie quiere fichar por el Barça.

Lo más probable es que ahora, tras otro ridículo historico, Bartomeu decida perder la cabeza, igual que hizo el pasado verano, cuando soltó un montón de dinero por Dembélé y Paulinho, cuyos fichajes no se han justificado en absoluto dado su elevadísimo precio.


Deja tu Comentario