2018-06-18 13:06 Rusia 2018 Por: Fede Peris

Hasta Sergio Ramos se implica en la campaña "Piqué, quédate"

Piqué, que ante Irán jugará su partido número 100 con España, sigue decidido a dejar la selección tras el Mundial, pero ahora deja una puerta abierta a su continuidad.



La decisión de Gerard Piqué de dejar la selección española al término del Mundial de Rusia, es firme, pero no definitiva. Si hasta ahora el central catalán se había mostrado taxativo en este punto harto de los insultos e improperios de los aficionados españoles contra él cuando ha vestido la camiseta de España, ahora entre Fernando Hierro y sus compañeros le están haciendo dudar. Hasta Sergio Ramos le ha pedido que siga en lo que parece una campaña en toda regla: "Piqué, quédate". 

Ahora la decisión de Piqué sólo es "bastante" firme

El objetivo de Gerard Piqué es hacer un gran Mundial, llevar a España a la final y al título y largarse por la puerta grande. Sería el mejor broche final para su carrera como internacional. Esa ha sido su idea desde que hace casi dos años anunció que dejaría La Roja después del Mundial de Rusia. Sin embargo, cuando le preguntan, ahora ya no está tan seguro y deja una puerta abierta a la posibilidad de continuar, algo que no había sucedido hasta ahora. "Lo dije en su día y no es un tema que ahora debamos tocar, pero la decisión es bastante firme. Nunca sabes al cien por cien qué pasará, aunque cuando digo una cosa, la suelo cumplir”, ha dicho en Rusia cuando le han preguntado por el tema. Piqué insiste en que "ha llegado mi momento", y lo dice cuando cumplirá su partido número 100 con La Roja ante Irán. 



Ramos le pide que siga

La decisión ahora no es firme. Sólo es "bastante" firme. "Nunca sabes al cien por cien qué pasará"... No es ese el lenguaje que suele emplear Piqué cuando está convencido de algo. MB ha podido saber que desde la Federación y su nuevo presidente Luis Rubiales, hasta el técnico Fernando Hierro, pasando por una buena parte de sus compañeros de equipo, le están presionando para que siga. Piqué tiene 31 años y aún podría jugar otro Mundial. Sergio Ramos, sin ir más lejos, tiene un año más que él y está decidido a seguir. Quizá por eso, porque Ramos y Piqué forman una de las mejores parejas de centrales del mundo, el capitán del Real Madrid no ha tenido inconveniente en prestarse a la campaña "Piqué, quédate", aún siendo consciente de que lo que decida Piqué, sea lo que sea, será respetado.

El seleccionador Fernando Hierro se ha sumado a la campaña: "hay momentos y momentos. Creo que eso es algo muy personal. En esa toma de decisiones, a veces no hay que meterse tan pronto. Tenemos casos de compañeros suyos que toman decisiones antes de llegar y después la cambian, o no. Al contrario, todo dependerá de cómo llegamos y hasta dónde lleguemos". 

¿Conseguirán convencerle para que siga?



 

 

 

 


Deja tu Comentario