2018-06-19 13:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

Abidal aterriza en el Barça marcado por su fracaso con Griezmann

Lamentable ejercicio de cinismo de Eric Abidal en su presentación como nuevo director deportivo del Barça.



El FC Barcelona ha presentado hoy al sustituto de Robert Fernández, que, por su inexperiencia en el cargo de director deportivo, ha requerido de un segundo fichaje, Ramón Planes, para garantizar el éxito de su gestión. Eric Abidal llega al Barça con el fracaso marcado en su frente en la gestión del tema Griezmann, que no puede asumir como director deportivo, pero sí como embajador del club. Una de las razones que justifican la llegada de Abidal al Barça es su conocimiento del mercado francés y su capacidad de convicción como ex futbolista de prestigio. La primera en la frente.

Abidal se lava las manos con Griezmann

Abidal se ha lavado las manos en su presentación sobre el comportamiento de Griezmann y su decisión final: "Creo que la decisión es suya. No entraré en un debate. Habia dos opciones. Lo más importante es la planificación de nuestro club. Estamos aqui para montar un equipo competitivo y quie sea para la temporada que viene y el futuro". Es decir, que el primer objetivo de la era Abidal, acaba en fracaso y con humillación para la imagen pública del club.



¿El Barça su segunda casa?

Abidal ha dicho que el Barça "es mi segunda casa. Quiero agradecer el club que me haya llamado". Palabras muy diferentes a las que pronunció hace apenas año y medio, cuando Josep Maria Bartomeu le ofreció volver al Barça. Entonces para Abidal el Barça no era su segunda casa y optó por dar portazo a su presidente para trabajar para el Olympiacos griego. Bartomeu le ofreció entonces dos opciones: trabajar para las escuelas de fútbol del club o convertirse en el nexo de unión entre la primera plantilla y la junta directiva. Esta fue la respuesta despectiva que entonces le dio Abidal al Barça:  "Messi conoce al presidente. No me necesita para ir a verle". Ahora, curiosamente, esa misma es una de las razones empleadas por Bartomeu y el propio Abidal para justificar su absurdo nombramiento como director deportivo sin poder presentar un currículum que lo justifique.

Dice que tiene contactos

Ahora Abidal se expresa en otros términos: "Creo que aparte de la experiencia que he tenido como jugador, conozco muy bien el vestuario, los jugadores, pero sobre todo la gestión. También tengo contactos. Puedo ofrecer los valores que he tenido y compartirlos con los jugadores. Valverde quiere un equipo competitivo". Los contactos de Abidal de poco han servido en el caso Griezmann.

Para acabarlo de arreglar, su jefe Pep Segura ha explicado que el fichaje de Abidal "tiene que ver con su nacionalidad. El mercado francés es el que más alimenta al fútbol europeo. Su vinculación con el fútbol francés puede ser muy importante". Lo que no ha dicho es que de nada ha servido la presencia de Abidal en el Barça para convencer a la estrella número uno del fútbol francés. Segura ha preferido lanzar tópicos sobre Abidal que no se ajustan a la realidad:  "Tiene una gran conocimiento del mercado futbolístico." Y la prueba es que el club se ha visto obligado a contratar a Ramón Planes para que trabaje de verdad en el cargo de director deportivo, aunque deba hacerlo desde la sombra mientras Abidal, muy verde en estos temas, pone la cara.



En época de estrecheces el Barça duplica los cargos. Se va Robert Fernández y ponen a dos para sustituirle.

 

 


Deja tu Comentario