2018-06-20 22:06 Rusia 2018 Por: Carlos Muñiz

España sufre demasiado ante Irán para alcanzar el liderato (1-0)

Un gol de rebote de Diego Costa ante Irán sitúa a La Roja al frente de su grupo en el Mundial de Rusia.



Un gol de rebote de Diego Costa lleva a España a su primera victoria en el Mundial de Rusia ante Irán. Ahora La Roja encabeza el grupo empatada a cuatro puntos con Portugal, uno más que Irán, mientras Marruecos, con cero puntos, ya está eliminada. A igualdad de puntos y de goles con Portugal, el liderato lo ha decidido el fair play (una tarjeta para España y dos para Portugal en los dos partidos que han jugado). España necesitará ganar a Marruecos marcando más goles que los que pueda lograr Portugal ante Irán para obtener la primera plaza del grupo.

Ha sido uno de los partidos más raros de la historia del Mundial. España tenía la pelota e Irán miraba. Queiroz ha ordenado a sus jugadores en su área formando una línea de seis defensas y otra de cuatro centrocampistas. Una tela de araña ante la que se ha estrellado España una y otra vez, incapaz de desbordar entre líneas y de generar situaciones de gol. Mucho pase horizontal e inofensivo mientras los jugadores iranís iban a todas con el reloj como aliado perdiendo tiempo lanzándose al suelo cada vez que se producía un contacto con los jugadores españoles.



Irán le ha complicado la vida a España

Pero en la segunda mitad España ha salido con las ideas más claras, ha conseguido desbordar y llegar con claridad a la meta rival, hasta que ha llegado el gol de rebote de Diego Costa en el minuto 54. Parecía que una vez abierta la lata a Irán le podía caer un capazo de goles, pero en la media hora que quedaba de partido el único que ha marcado ha sido Irán, aunque el colegiado lo ha anulado después de consultar con el VAR. 

España no ha sabido jugar contra un rival que renunció a jugar. Nada que ver con la exhibición que ha ráfagas se vio ante Portugal. Esta vez, el frontón iraní acabó con el partido, pero hubo final feliz y con más sufrimiento del esperado. Piqué cumplió feliz sus cien partidos, Isco demostró que está al nivel de los mejores del mundo e Iniesta, que dio el pase del gol a Diego Costa, volvió a ser sustituido cuando la fallaban las fuerzas. 

El lunes, ante Marruecos, hay que rematar la faena ante Marruecos.




Deja tu Comentario