2018-06-25 20:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

Descubren que Lopetegui era el Plan B de Florentino Pérez

Julen Lopetegui era el plan alternativo a Antonio Conte, con quien se reunió Florentino Pérez



La llegada de Julen Lopetegui al Real Madrid está llena de polémica. Tras la mala gestión de Florentino tras anunciar su fichaje tan solo dos días antes del inicio del Mundial cuando estaba totalmente concentrado para dirigir a la Selección Española en la cita, ahora se descubre que el presidente merengue no quería al ya ex seleccionador, sino a otro técnico.

Y es que, según se ha informado en Italia, concretamente en Tuttosport, Florentino Pérez mantuvo dos reuniones con Antonio Conte, el entrenador del Chelsea, que dijo que no al Madrid hasta en dos ocasiones. Y es que, Florentino quería que fuera el italiano en vez de Lopetegui el director de la plantilla, pero la negativa del transalpino, sumada a las de Klopp o Löw, hizo que Florentino tuviera que buscar planes alternativos, que fue cuando llegó la opción de Lopetegui, al que se le vendió la moto desde el principio que estaba en las quinielas, pero que fue solo cuando los demás dijeron que no, cuando el Madrid se decidió a preguntarle.



Las dos reuniones entre Florentino y Conte acabaron con el NO del polémico entrenador italiano, que según cuenta el medio de comunicación italiano, quería un sueldo que el Madrid no quería pagarle.

Florentino mintió en la presentación de Lopetegui

En la presentación de Julen Lopetegui como nuevo entrenador del Real Madrid, Florentino Pérez repartió zurriagazos, en especial a Luis Rubiales, presidente de la Federación, por entender como lo más normal del mundo que Lopetegui podía ser el seleccionador de España en el Mundial en calidad de entrenador del Real Madrid. Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. El propio Florentino Pérez no predicó en su momento con el ejemplo negándole a Jose Mourinho la posibilidad de ser el seleccionador temporal de Portugal siendo entonces entrenador del Real Madrid.

Ocurrió con motivo de la Eurocopa de 2012. Gilberto Madail, presidente de la Federación Portuguesa entonces, le pidió a Florentino Pérez a Jose Mourinho en préstamo para dirigir a la selección portuguesa ante Dinamarca e Islandia en la fase de clasificación para la Eurocopa. Curiosamente, la respuesta de Florentino Pérez fue que dirigir a la selección portuguesa era incompatible con la dirección del Real Madrid, lo que provocó un disgusto tremendo en Mourinho abriendo una herida que ya nunca se cerraría en su relación con el presidente blanco. 



De nada sirvieron las súplicas de Mourinho explicando que sólo se trataba de una cesión de dos semanas. Florentino Pérez no cedió. Luego Mourinho diría:  "Me quedé con el freno amargo de no haber podido ayudar a la selección, pero estoy al mando de una nave gigantesca que no se puede ni se debe abandonar por un minuto. El Real decidió bien". Tan evidente era que la nave gigantesca del Real Madrid no se puede abandonar ni un minuto como que la nave más gigantesca de la selección española (con todo un país detrás) no se puede abandonar ni un minuto pensando en programar la temporada, decidir las bajas o estudiar los fichajes en plena disputa del Mundial.


Deja tu Comentario