2018-06-26 13:06 Rusia 2018 Por: Fede Peris

El día en que Cristiano Ronaldo lo hizo todo mal y mereció ser expulsado

El árbitro paraguayo Enrique Cáceres no se atrevió a enseñarle la tarjeta roja a Cristiano Ronaldo por una agresión a un defensa iraní.



Los árbitros le tienen respeto, quizá porque saben lo importante que es la imagen de Cristiano Ronaldo para el Mundial. Dinero, dinero, dinero. Márketing y más márketing. El árbitro del Portugal-Irán se asustó y no se atrevió a enseñarle la tarjeta roja directa a la vedette madridista después de una clara agresión a un rival iraní. Antes, Cristiano Ronaldo falló un penalti, lo que confirma que Messi no tiene la exclusiva de los errores desde el punto de penalti, y protagonizó una actuación sencillamente lamentable, penosa e impropia de alguien que se considera a sí mismo el mejor jugador del mundo.

Pues no. Cristiano Ronaldo no siempre aparece cuando más se le necesita. Hoy le necesitaba Portugal y no apareció. Hoy, como tantas y tantas veces, se borró del campo y su actuación fue literalmente nefasta. Falló un penalti que le habría dado a Portugal la clasificación como primera de grupo, no dio una a derechas contra el modesto equipo iraní y al final estuvo a punto de ser expulsado por uno de esos rebotes de divo que le caracterizan y que terminan con una agresión al contrario. Y tal y como suele suceder habitualmente, su agresión al jugador iraní quedó impune. El VAR aconsejó al árbitro paraguayo Enrique Cáceres, revisar la jugada de la polémica en el vídeo. Pero el colegiado se asustó. No se atrevió a enviar a la caseta al jugador del Real Madrid, que una vez más ha vuelto a agredir a un rival quedando sin el castigo que merecía.



Cristiano juega frente a Irán peor que Messi ante Croacia

Noche negra de Cristiano Ronaldo que deja en evidencia a los envidiosos de Messi, que no han reparado en salvas para machacar al argentino por fallar un penalti y jugar muy discretamente ante Croacia. Cristiano Ronaldo ha estado hoy mucho peor que Messi frente a Croacia, y la entidad del rival no es comparable. 

Lo que ha quedado claro esta noche es que Cristiano Ronaldo tiene también bula entre los árbitros de la FIFA y sigue adelante en la competición a pesar de que en la última jugada del partido Irán tuvo una clarísima ocasión para marcar y enviar a la Portugal de Cristiano Ronaldo para casa. La vedette madridista será muy líder en su equipo, pero hoy su liderazgo sólo ha servido para que la selección rusa haga el ridículo. Tuvo en sus botas el quinto gol de su cuenta particular, pero falló y condena a Portugal, como segunda de grupo, a vérselas con la Uruguay de Luis Suárez y Godín.

La auténtica realidad es que si Quaresma no llega a marcar esta noche su gol, la selección de Portugal se hubiera ido para casa orgullosa con los cuatro goles de Cristiano Ronaldo que no habrían servido para nada.



 

 


Deja tu Comentario