2018-06-25 19:06 Rusia 2018 Por: Fede Peris

Harry Kane deja en ridículo a Leo Messi

El delantero inglés Harry Kane está destrozando todas las marcas en este Mundial



Harry Kane sigue a los suyo. Después de ser el futbolista con más goles anotados en el año natural de 2017, este Mundial está sirviendo para su consagración, si es que no lo estaba ya, ya que en apenas dos encuentros ha marcado los mismos goles que Messi en cuatro Mundiales: Cinco.

Harry Kane consiguió en el segundo encuentro ante Panamá un gran hat-trick, que sumado a los dos de la primera jornada, hacen un total de 5 goles, colocándose en el primer puesto en la lucha por el pichichi, perseguido por Cristiano Ronaldo con 4 tantos.



Pero lo curioso de estos datos es que con esos 5 goles, Kane ha igualado a Messi en tantos en los Mundiales con tan solo una participación y 2 partidos, mientras que el jugador del Barça ya lleva disputados 4 grandes campeonatos.

Por tanto, el británico ha dejado en ridículo las cifras de Messi con su selección, que lejos de ser el jugador del Barça, desaparece por completo en los enfrentamientos con Argentina y no es ni goleador ni determinante con su juego.

Argentina está al borde de caer eliminada, mientras que Inglaterra ya sabe que al menos jugará una ronda más, tras su clasificación matemática para octavos gracias a los goles del enrome delantero del Tottenham.



Messi se borró del partido de Argentina

La selección de Argentina fue un desastre ante Croacia. Fallos en defensa y fallos en ataque. Pero hay un dato que no conviene olvidar. Argentina alineó al supuesto mejor jugador de la historia del fútbol y, sin embargo, jugó con diez por culpa de Leo Messi. La aportación de Messi a su equipo fue nula y las estadísticas de su rendimiento deben servir para sonrojarle.

Las estadísticas de InStat dejan retratado a Leo Messi ante los ojos del mundo. Se pasó el 84% del partido caminando, apenas entró en juego y únicamente dio 32 pases, cuando en el Barcelona suele moverse con cifras próximas a la centena. InStat desvela que Messi participó en 62 acciones del juego, resolviendo favorablemente 51. Pero lo que llama poderosamente la atención es que sólo dio 31 pases, cinco menos que el portero Caballero, y muchos menos que los tres centrales: Mercado (49), Otamendi (72) y Tagliafico (84).  Y todo eso en un partido en el que Argentina se jugaba su continuidad en el Mundial. La mayoría de sus pases fueron a Enzo Pérez (7) y Mascherano (3) lo que quiere decir que tampoco eran servicios que conllevaran peligro para la portería rival. 

Su estadística se completa con un disparo a puerta y nueve regates. Se comprende el desencanto de los aficionados argentinos con su estrella, de la que esperaban poco más o menos lo que Cristiano Ronaldo le da a Portugal. Asumiendo que la selección es floja, él se encarga de resolver lo que los demás no saben hacer.


Deja tu Comentario