2018-06-27 17:06 Rusia 2018 Por: Redacción MB

Lopetegui no podía seguir con La Roja: Tenía mucho trabajo en el Madrid

Julen Lopetegui tiene tanto trabajo en el Madrid, que continuar con la Selección no era, siquiera, una opción viable



Zidane se fue ganando la Champions, sí, pero dejando un tremendo socavón en la parte técnica del club que Lopetegui se ha tenido que comer con patatas. Y es que en el Madrid acostumbran a no hacer las cosas a tiempo, por lo que el vasco está teniendo que aplicarse y multiplicarse para sacar todo el trabajo atrasado que había hasta la fecha.

Por ello, la posibilidad de que hubiese continuado en La Roja no era opción factible. Pese a que Florentino diga que podría haber compaginado los dos cargos hasta finalizar el Mundial, la cantidad de trabajo que tiene en el club le prohibía hacerlo, ya que se está encargando de los canteranos, de la pretemporada, de los fichajes... El pluriempleo para Lopetegui estaba descartado.



Por eso, Rubiales, cumpliendo con su obligación, le hizo un tremendo favor. Lopetegui está trabajando más que en plena temporada, y si llega a quedarse en Rusia, el estrés tras el Mundial hubiese sido tal que puede ser que no hubiese aguantado.

Por eso, y por mucho que diga Florentino intentando quitarse las culpas de la salida de Lopetegui de la selección (aunque esa culpa carga solamente sobre él), el compaginar los dos cargos era imposible.

Florentino mintió en la presentación de Lopetegui

En la presentación de Julen Lopetegui como nuevo entrenador del Real Madrid, Florentino Pérez repartió zurriagazos, en especial a Luis Rubiales, presidente de la Federación, por entender como lo más normal del mundo que Lopetegui podía ser el seleccionador de España en el Mundial en calidad de entrenador del Real Madrid. Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. El propio Florentino Pérez no predicó en su momento con el ejemplo negándole a Jose Mourinho la posibilidad de ser el seleccionador temporal de Portugal siendo entonces entrenador del Real Madrid.



Ocurrió con motivo de la Eurocopa de 2012. Gilberto Madail, presidente de la Federación Portuguesa entonces, le pidió a Florentino Pérez a Jose Mourinho en préstamo para dirigir a la selección portuguesa ante Dinamarca e Islandia en la fase de clasificación para la Eurocopa. Curiosamente, la respuesta de Florentino Pérez fue que dirigir a la selección portuguesa era incompatible con la dirección del Real Madrid, lo que provocó un disgusto tremendo en Mourinho abriendo una herida que ya nunca se cerraría en su relación con el presidente blanco. 

De nada sirvieron las súplicas de Mourinho explicando que sólo se trataba de una cesión de dos semanas. Florentino Pérez no cedió. Luego Mourinho diría:  "Me quedé con el freno amargo de no haber podido ayudar a la selección, pero estoy al mando de una nave gigantesca que no se puede ni se debe abandonar por un minuto. El Real decidió bien". Tan evidente era que la nave gigantesca del Real Madrid no se puede abandonar ni un minuto como que la nave más gigantesca de la selección española (con todo un país detrás) no se puede abandonar ni un minuto pensando en programar la temporada, decidir las bajas o estudiar los fichajes en plena disputa del Mundial.


Deja tu Comentario