2018-06-29 10:06 FC Barcelona Por: Fede Peris

El Barça encuentra una solución al lío de la Supercopa: ¡Que no se juegue!

En el Barça están hartos de la insolencia del Sevilla poniendo condiciones sin haber ganado ni la Liga ni la Copa del Rey.



El FC Barcelona empieza a estar harto del jaleo que entre la Federación la LFP y el Sevilla están montando para la disputa de la Supercopa de España que enfrenta al campeón de Liga con el campeón de la Copa del Rey. Curiosamente el Barça es el campeón de ambos torneos y empieza a considerar la idea de no disputar ningún partido en base a su apretado calendario y que el título Supercopa le sea adjudicado sin jugar, como ya sucedió en 1989 con el Real Madrid y en 1984 con el Athletic, que fueron proclamados campeones de la Supercopa sin llegar a disputarla por su condición de dobles campeones de Liga y Copa en la misma temporada.

Ahora mismo no hay acuerdo entre el Barça, el Sevilla, la Federación y la LFP para la disputa de la Supercopa de España dado que los calendarios del Barcelona y del Sevilla no encuentran huecos para jugarla. Se habla de doble partido o de partido único. En ese caso el Sevilla ha dicho que sólo lo aceptaría si el encuentro se disputa en la capital andaluza. Y en el Barça se han hartado de tanto jaleo para una competición que sólo afecta al campeón de Liga y al campeón de Copa, es decir el Barça, y no va a aceptar que el Sevilla, como subcampeón de Copa imponga condiciones para conquistar un torneo que no merece ganar porque no es campeón de nada.



El Barça pide el mismo trato que el Real Madrid y el Athletic

La Federación apuesta por un partido único en campo neutral, el Metropolitano el 12 de agosto. La LFP quiere un doble enfrentamiento los días 5 y 12 de agosto. En el FC Barcelona consiuderan una insolencia la actitud del Sevilla exigiendo condiciones sin haber hecho méritos para disputar la competición reservada a campeones. 

El Barça no está dispuesto a renunciar ni al Gamper ni a su gira norteamericana. Por otra parte, en el club blaugrana son conscientes de que muchos de sus jugadores que están presentes en el Mundial de Rusia no llegarán a tiempo para la cita de la Supercopa. Ante esa tesitura, ofrece dos opciones: no jugar la competición, como ya sucedió en 1986 y 1987, cuando el Real Madrid no se puso de acuerdo con las fechas con sus rivales, Real Zaragoza y Real Sociedad, o adjudicarse el trofeo directamente sin jugar por haber hecho los méritos que se requieren para obtenerlo. Algo que ya sucedió con el Real Madrid en 1989 y el Athletic en 1984, que ganaron el doblete y fueron proclamados campeones de la Supercopa sin jugarla.


Deja tu Comentario