2018-07-01 19:07 Rusia 2018 Por: Fede Peris

Hierro vende su alma al Real Madrid y arrastra a España...¡al carrer!

Florentino Pérez, Lopetegui, Hierro, Isco y Asensio conducen a España a un fracaso vergonzoso en el Mundial de Rusia.



Fernando Hierro ha decidido vender su alma a los jugadores del Real Madrid. Mayoría de jugadores blancos en una extraña alineación inicial que se ha visto obligado a rectificar sobre la marcha consciente de su error. La cuestión es que la apuesta madridista de Hierro ha echado a España del Mundial. Pero no ha sido la única aportación negativa del Real Madrid para un fracaso mayúsculo que quedará registrado con letras negras en la historia del fútbol español.

Isco y Asensio quedan señalados por la derrota humilante de España

España ha prescindido de Andrés Iniesta para poner en su lugar a Marco Asensio, que ha demostrado en Moscú que está todavía muy verde y que estos partidos le vienen grandes. España ha jugado con un hombre menos porque la aportación de Asensio ha sido cero. Y La Roja lo ha fiado todo a su Iscodependencia. El jugador andaluz, que ha sido el mejor de la selección en el Mundial de Rusia, ha lucido a un gran nivel en la primera mitad, pero ha puesto de manifiesto los defectos que también atesora y que le han impedido ser indiscutible en el Real Madrid hasta el día de hoy,. A Isco se le han fundido los plomos en la segunda mitad, su fondo físico no está a la altura de su portentosa calidad técnica. Isco se ha venido abajo en la segunda mitad y España, que sufre una peligrosa dependencia hacia este jugador, se ha quedado sin ideas. España ha querido jugar como el Barça sin los jugadores adecuados.



El Real Madrid descabezó a España quitándole a su entrenador

Hierro, consciente de su metedura de pata, ha sacado a Silva en el campo para poner en su lugar a Iniesta. Y en la prórroga ha decidido retirar del campo a Asensio para poner en su lugar a Rodrigo. Y a partir de ese momento es cuando han llegado los mejores momentos de España y cuando los hombres de rojo han llegado con más facilidad ante la portería rival. 

La propaganda madridista le echará la culpa a Piqué por forzar el penalti, a De Gea por no parar un sólo lanzamiento en la tanda, o a Koke o Aspas por errar en el lanzamiento de su penalti. Sin embargo, la responsabilidad de la derrota empieza por el seleccionador y su apuesta por los jugadores del Real Madrid, el club que también ha puesto su granito de arena descabezando a la selección de su líder birlándole a España a su entrenador.

Y España lo ha pagado caro. A casa. Como Messi o como Cristiano Ronaldo. No somos nada. Cualquier equipillo como Rusia es capaz de acabar con la sobredimensionada selección española, que se ha visto mermada por la aportación del Real Madrid: Florentino Pérez, Lopetegui, Fernando Hierro, Isco y Asensio tienen mucho que ver con la humillación de Moscú. 




Deja tu Comentario