2018-07-02 16:07 Rusia 2018 Por: Redacción MB

Impresentable Camacho: El analista más zafio

Camacho volvió a ser protagonista con sus comentarios en la eliminación de España



La eliminación de la Selección española no dejó contento a nadie en el día de ayer. Pero de ahí a faltar el respeto hay un trecho, y sobre todo si eres un personaje público cuyos comentarios son escuchados por muchos aficionados. Y precisamente eso fue lo que hizo Camacho ayer, que tras el penalti fallado de Iago Aspas y en pleno directo, no se lo ocurrió otra cosa que decir: ‘A tomar por culo’.

Durante este campeonato y otros muchos que ha comentado el ex seleccionador, se le ha notado una falta de respeto propia de los madridistas hacia lo ajeno. Camacho es madridista y por tanto tiene innato ese sin sentido al hablar con el que volvió a quedar en ridículo al fallar Aspas su penalti.



Tristes sí, pero mostrar comportamientos fuera de lo normal, no. Y mucho menos siendo un referente detrás de la televisión. Así no, Camacho, así no.

Camacho ya pasó de debatir con Matamoros y Lequio

Momento inesaperado e insólito el que se vivió en Telecinco en el estreno del programa "Ahora... la mundial", un debate tipo El Chiringuito sobre el Mundial presentado por Joaquín Prat, con la presencia de destacados polemistas como Alessandro Lecquio y Kiko Matamoros.

El programa, que se emitió justo después del partido que jugó España ante Irán, contó con la presencia de los enviados especiales de Mediaset, Manu Carreño, Kiko Narváez y José Antonio Camacho, que escuchaba muy atento la polémica que se estaba organizando en el plató por el juego de la selección española. Cuando el presentador le dio paso para que interviniera en el debate, Camacho se quitó los cascos y dijo: "que no, que no, que yo no debato con el Lecquio y el Matamoros”, sin saber que una cámara le estaba pinchando en directo. 



Manu Carreño tomó la palabra para neutralizar el impacto de la negativa mientras le hacía señas a Camacho para advertirle que estaban en directo. Posteriormente hubo una segunda conexión con los enviados especiales. Camacho volvió a aparecer en pantalla, pero mirando hacia otro lado, como si el tema no fuera con él y sin aportar una palabra al debate generado en el plató de Madrid. 

La nota curiosa del nuevo programa de Mediaset es que uno de los tertulianos, Irene Junquera, participaba en el debate a la misma hora en que se emitía El Chiringuito en otra cadena de la competencia. Irene Junquera se hizo popular en El Chiringuito leyendo los tuits de los espectadores.


Deja tu Comentario