2018-07-03 20:07 Fichajes Por: Fede Peris

El Barça cae con Rabiot en la misma trampa que con Griezmann

El Barça se ha visto obligado a negar los contactos por Rabiot porque tiene contrato en vigor hasta enero



El Barça ya ha tenido esta temporada algunos percances con las negociaciones para futuros fichajes. Desde enero se ha estado hablando mucho de la mala praxis que había tenido el club blaugrana para negociar con Griezmann, un jugador que tenía contrato en vigor hasta el 1 de julio y que no podía contactar con él hasta entonces.

Pero ahora el club ha vuelto a caer en la misma trampa, ya que está ocurriendo la misma situación con Rabiot. El centrocampista francés tiene contrato con el PSG hasta dentro de un año, por lo que no podría negociar con él hasta enero, cuando el jugador decidiría su futuro de manera libre.



Y es por eso por lo que se ha tenido que recular desde la directiva negando los contactos que se habían tenido con la madre del futbolista, algo que se ha intentado desmentir de manera oficial desde el propio Barça para que no puedan acusarlos de no ser deportivos, como se ha hecho con el caso Griezmann.

Y esto ha sucedido días después de que France Football asegurara que ya había habido reuniones entre el club catalán y el entorno del jugador.

Rabiot quiere que el Barça lo llame

Si hay un jugador que ya ha mostrado sus cartas de cara al próximo mercado de fichajes que empieza en apenas unos días y que está como loco por fichar por el Barça, ese es Rabiot. El centrocampista del PSG no quiere seguir en París y espera que Abidal vaya a buscarle para finalizar por una vez su traspaso al Barça.



Además no ha renovado finalmente con el conjunto galo y su salida parece inminente, y tal y como ha comunicado él mismo, quiere jugar en el Camp Nou, ya que aunque nunca ha pertenecido al club, su juego es de ADN Barça total y podría enrolarse a las mil maravillas en los planes de Valverde en el mediocampo.

Asimismo, y pese a su juventud, ya es todo un veterano en las grandes competiciones, ya que lleva dos años siendo titular indiscutible en el PSG, equipo donde ha ganado muchos títulos, y que le ha servido para aclimatarse al fútbol de nivel y definirse como un gran futbolista. Por eso está esperando que el nuevo secretario técnico, Eric Abidal, llame finalmente a su puerta para dar el salto definitivo hacia el Barça.


Deja tu Comentario