2018-07-05 16:07 Real Madrid Por: Redacción MB

El Real Madrid, contra Cristiano Ronaldo el 5 de agosto

El Real Madrid se medirá a la Juventus el próximo día 5 de agosto en Washington



En Washington están deseando que la operación se lleve a cabo y que Cristiano Ronaldo se convierta en jugador de la Juventus al 100%. Ahora mismo, el traspaso está casi acabado, aunque aún sigue siendo madridista, pero en la ciudad de Estados Unidos quieren que se realice porque el próximo día 5 de agosto va a acoger un partido entre el Real Madrid y la Juventus, en lo que sería el primer enfrentamiento del luso ante su ex equipo.

El partido estará enrolado en la International Champions Cup que enfrenta cada verano desde hace unos años a los mejores equipos del mundo a través de varios países y varios continentes.



Para el Madrid y la Juventus iba a ser un encuentro más de preparación para una larga temporada que les espera a los dos conjuntos, pero la salida de Ronaldo a la ‘Vechia Signora’ hará que ese encuentro sea especial para todas las partes, incluidos los aficionados que vayan a verlo en directo.

Además, para esa fecha, todos los internacionales que actualmente están eliminados del Mundial ya estarán entrenando con sus respectivos equipos, por lo que los dos entrenadores podrán alinear a sus mejores futbolistas, Cristiano Ronaldo entre ellos.

Zidane se veía venir la salida

A muchos sorprendió la precipitada decisión de Zinedine Zidane de abandonar el Real Madrid sin avisar. Su decisión sorprendió al mismísimo Florentino Pérez. Zidane no aclaró los motivos de su marcha, pero círculos próximos a su entorno confirman que Zidane conocía al detalle los planes de fuga de Cristiano Ronaldo y, aunque trató de convencerle para que siguiera, el portugués se mostró inflexible. Fue entonces cuando Zidane decidió abandonar.



Zinedine Zidane estuvo dos días meditando su decisión disponiendo de información privilegiada: en el Real Madrid de la próxima temporada no estaría Cristiano Ronaldo. Y analizó la situación llegando a la conclusión de que para recomponer esta plantilla, sin la presencia de su buque insignia, era necesaria una revolución total, con muchas bajas y muchas incorporaciones. La actuación del equipo en la Liga (a 17 puntos del Barça) le dejó muy preocupado. Por eso, sabiendo que Cristiano Ronaldo no iba a seguir, prefirió echarse a un lado "para que el Real Madrid siga ganando", dijo. No se veía capaz de repetir un nuevo éxito en la Champions League.

Zidane se veía motivado para seguir manteniendo a gran parte de las piezas de su equipo ganador, pero sin Cristiano Ronaldo todo cambió. Y él no quiso ser el ejecutor de la limpia masiva que había que hacer en la plantilla. Prefirió marchar en silencio y que viniera a otro a asumir una responsabilidad que se antoja difícil, dado que Cristiano Ronaldo marca los movimientos de todo el equipo y sin él habrá que inventarse otra manera de jugar, sea quien sea el refuerzo que elija Florentino Pérez para sustituirlo. 


Deja tu Comentario