2018-07-05 17:07 FC Barcelona Por: Redacción MB

El Sevilla quiere ganar con trampas una Supercopa que no merece

El Sevilla, que no ha ganado ni Copa ni Liga, quiere imponer sus condiciones para la Supercopa



En 1989 el Real Madrid ganó la Supercopa sin haberla jugado, después de haber sido campeón de la Copa del Rey y de la Liga en la temporada anterior. En el 85 pasó exactamente lo mismo con el Athletic Club. Pero años más tarde, esta tradición se perdió y ahora el subcampeón disputa la Supercopa si el ganador de los dos trofeos es el mismo club.

El Barça, que ha conseguido el doblete este año tiene que jugar ante el Sevilla, por ser el finalista de la Copa del Rey en una competición que disputará de prestado pero que no se quiere adecuar a las condiciones de la competición y encima quiere imponer las suyas propias.



Alguien debería decirle a los sevillistas que están ahí sin merecerlo y que lo mínimo que deberían hacer es darse con un canto en los dientes por poder competir el primer título de la temporada.

El Barça, tal y como ha comunicado en varias ocasiones, ya ha manifestado que quieren jugar a doble partido, pero el Sevilla, que tiene competición europea en el verano, quiere hacerlo a partido único y encima en Sevilla, siendo de total incoherencia esas peticiones. Además, en caso de ser a doble encuentro, quiere obligar a LaLiga y la Federación a hacerse cargo del coste del partido si es en campo neutral, ya que ha incluido ese partido en el precio para sus abonados.

El calendario es el punto de discusión

Ahora mismo no hay acuerdo entre el Barça, el Sevilla, la Federación y la LFP para la disputa de la Supercopa de España dado que los calendarios del Barcelona y del Sevilla no encuentran huecos para jugarla. Se habla de doble partido o de partido único. En ese caso el Sevilla ha dicho que sólo lo aceptaría si el encuentro se disputa en la capital andaluza. Y en el Barça se han hartado de tanto jaleo para una competición que sólo afecta al campeón de Liga y al campeón de Copa, es decir el Barça, y no va a aceptar que el Sevilla, como subcampeón de Copa imponga condiciones para conquistar un torneo que no merece ganar porque no es campeón de nada.



La Federación apuesta por un partido único en campo neutral, el Metropolitano el 12 de agosto. La LFP quiere un doble enfrentamiento los días 5 y 12 de agosto. En el FC Barcelona consiuderan una insolencia la actitud del Sevilla exigiendo condiciones sin haber hecho méritos para disputar la competición reservada a campeones. 

El Barça no está dispuesto a renunciar ni al Gamper ni a su gira norteamericana. Por otra parte, en el club blaugrana son conscientes de que muchos de sus jugadores que están presentes en el Mundial de Rusia no llegarán a tiempo para la cita de la Supercopa. Ante esa tesitura, ofrece dos opciones: no jugar la competición, como ya sucedió en 1986 y 1987, cuando el Real Madrid no se puso de acuerdo con las fechas con sus rivales, Real Zaragoza y Real Sociedad, o adjudicarse el trofeo directamente sin jugar por haber hecho los méritos que se requieren para obtenerlo. Algo que ya sucedió con el Real Madrid en 1989 y el Athletic en 1984, que ganaron el doblete y fueron proclamados campeones de la Supercopa sin jugarla.

En el Barça están ya muy hartos de este tema, aunque también es cierto que Bartomeu no le hace ascos al partido del Camp Nou porque no entra en el abono anual de los socios y la presencia de turistas asegura una gran entrada en el coliseo blaugrana y un taquillón para estrenar la temporada.


Deja tu Comentario