2018-07-10 12:07 Prensa Merengue Por: Fede Peris

Declaración de guerra de Tomás Roncero a Luis Enrique

La Caverna ya habla de trincheras y de confrontación cuando Luis Enrique todavía no ha empezado a trabajar.



Se van cumpliendo las previsiones. La Caverna mediática al servicio del Real Madrid ha iniciado las hostilidades contra el nuevo seleccionador español, Luis Enrique, antes de que éste haya pronunciado una sola palabra como nuevo responsable del equipo nacional de España. A Tomás Roncero le ha faltado tiempo para declararle la guerra.

Tomás Roncero aprovechó su atalaya de El Chiringuito para lanzarle los primeros misiles al nuevo responsable del equipo nacional de todos los españoles. Es un aviso a navegantes para Luis Enrique para que sepa lo que le espera y que la prensa madridista va a ir a por él sin contemplaciones. Ni se preocupan de ocultarlo. 



La Caverna ya habla de trincheras refiriéndose a Luis Enrique

"Luis Enrique es un error porque no ilusiona. Después de lo de Rusia me hubiese gustado alguien más conciliador que Luis Enrique", ha dicho Tomás Roncero, cuyas palabras fueron corroboradas por otro contertulio, que dijo: "Con el nombramiento de Luis Enrique volvemos a un periodo de 'trincheras' en la Selección".

Queda claro que a los popes del periodismo madridista les gustan los entrenadores, simpáticos y manejables y preferentemente vinculados al Real Madrid. A Luis Enrique no le han perdonado que dejara el Real Madrid para fichar por el FC Barcelona en su época de jugador y que una vez en el Barça se encontrara a gusto y se manifestara como culé.  Se fue, como se va Cristiano Ronaldo, con la diferencia de que él eligió al Barça. Y van a ir a por él. Es curioso que alguien tan poco conciliador como Tomás Roncero, a quien le ciega el antibarcelonismo, pueda reclamar a los demás conciliación. 

Tomás Roncero y sus compañeros de cuadrilla han decidido por todos los españoles que Luis Enrique no ilusiona. No es que no ilusione. Es que en su guión propagandístico pone que hay que decir que no ilusiona. Pero mejor que hable por él y no en nombre de los españoles.



 


Deja tu Comentario