2018-07-10 09:07 Real Madrid Por: Ricard Cardona

Las provocaciones de Luis Enrique que indignan al madridismo

La parcialidad del nuevo seleccionador legitima las denuncias merengues.



Luis Rubiales ha terminado de dilapidar la paz en la Federación Española de Fútbol. Si antes del Mundial creó un terremoto brutal echando a Julen Lopetegui de forma completamente desmesurada y dejando a la 'Roja' muy tocada a dos días del torneo de Rusia, ahora ha terminado de enfrentar a todo el mundo en el plano español al designar a Luis Enrique como próximo seleccionador, alrededor de quien se sustentará el cambio generacional. El motivo: el antimadridismo que desde hace años profesa quien un día fue un merengue resignado.

Son varios los desplantes que ha tenido el asturiano con el Real Madrid a lo largo de su carrera, tanto como jugador como, sobre todo, en los banquillos. Esto ha hecho que buena parte de la afición merengue desapruebe su designación y se haya mostrado indignada por que ostente el cargo. Lo cierto es que 'Lucho' ha faltado al respeto al club blanco en muchos aspectos, empezando por sus valores: "Como soy muy radical, mejor no me pronuncio...", se refirió a este tema en una ocasión.



Luis Enrique no se acuerda "de nada" de su pasado blanco.

"¿Entrenar al Real Madrid?: "-Carcajadas-. Lo tengo muy fácil... ya lo conozco todo lo que lo tenía que conocer", se burló cuando se sondeó su llegada al banquillo blanco hace mucho tiempo. Luis Enrique se avergüenza de su pasado como merengue, hasta el punto de asegurar no acordarse "de nada de aquella época". Más explícito se mostró en otra ocasión: "Me veo raro de blanco. Creo que el azulgrana me sienta mejor".

Las mofas han sido todavía más acentuadas cada vez que el Barça ha ganado al eterno rival. Tras su primera victoria como técnico culé en el Bernabéu aseguró que "Me sabe a gloria bendita", mientras que del 2-6 del año 2009, cuando él entrenaba al filial, aseguró que se trató de "un orgasmo futbolístico".

Nadie duda de la parcialidad del asturiano, que lejos de mantener una actitud respetuosa hacia el eterno rival, como sí hizo Vicente del Bosque, parece dispuesto a fastidiar al Real Madrid durante esta nueva etapa al frente del combinado nacional. En el Bernabéu soplan vientos oscuros.




Deja tu Comentario